«A conta xeral é unha cousa importante, pero non creo que sexa para dimitir», dice el alcalde de A Rúa

El PP pidió que deje el cargo por no tener la cuenta de 2017 aprobada


O Barco

«É unha cousa importante, pero non creo que sexa para presentar a dimisión», es la respuesta del alcalde de A Rúa, Luis Fernández Gudiña, a la petición del PP de que deje el bastón de mando por no haber aprobado todavía la conta xeral de 2017. La falta de ese documento provoca que el Concello no pueda optar a ayudas de la Xunta. Gudiña explica que están trabajando para sacar la cuenta adelante, «pero determinadas circunstancias fana retrasar». Avanza que desde el bipartito esperan tenerla lista en un par de semanas, retrasando así de nuevo el plazo que dado por el gobierno. La última previsión estaba en este mismo mes, tras haber anunciado que sería antes de final de año.

En cuanto a la plaza de auxiliar administrativo, que lleva sin convocarse desde hace más de dos años, el regidor explica que están a la espera de una asistencia técnica de la Diputación. «En canto nos manden ás dúas persoas que non fan falta, publicaremos o tribunal e a lista definitiva; só nos queda esa parte», argumenta Gudiña.

Dice el alcalde que entiende que la oposición se haga eco de la situación en la que está el gobierno, pero resalta que «é algo que nós non desexamos tampouco; por iso tratamos de facer o posible para remediala canto antes». Descarta además someterse a una cuestión de confianza como le pide el PP. «Se isto non tivese solución, como si temos nós, poderíase pensar; pero esperamos que nun par de semanas esté resolto o tema», remata Gudiña.

El PP pide la dimisión del alcalde de A Rúa por no presentar la cuenta del 2017

La Voz

Argumentan que no celebró el pleno ordinario de enero ni hizo las pruebas para una plaza de auxiliar administrativo convocada en el 2016

El grupo municipal del PP de A Rúa solicita la dimisión del alcalde, Luis Fernández Gudiña, porque aún no se cerró la cuenta del ejercicio del 2017, lo que, a juicio de los populares, se debe a la «incapacidade de goberno» del regidor. Argumentan que tampoco se han hecho las pruebas para contratar a un auxiliar administrativo, aunque la plaza se convocó en el 2016 y hay, dicen, «150 persoas esperando de brazos cruzados». En enero no se convocó el pleno ordinario y también añaden a sus críticas que en todo el mandato solo se aprobó un presupuesto, el del año 2016. También piden la dimisión de la teniente de alcalde María González Albert y al BNG que asuma su responsabilidad por apoyar el gobierno del PSOE. 

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«A conta xeral é unha cousa importante, pero non creo que sexa para dimitir», dice el alcalde de A Rúa