El alcalde de A Rúa confía en que el retraso en la Conta Xeral no suponga perder ayudas

El documento será presentado a finales de mes o principios de febrero


O Barco

El alcalde de A Rúa, Luis Fernández Gudiña, apunta hacia finales de mes para aprobar la Conta Xeral del 2017. Es un trámite obligatorio para todas las administraciones locales, que deberían haber realizado antes del pasado 15 de octubre. Pero no fue posible. El bipartito trabaja ahora con finales de este mes. «Imos un pouco máis retrasados do previsto, pero cremos que agora si», argumenta el regidor.

Hace meses que desde la oposición el PP viene alertando del retraso en la presentación del documento y de que la situación puede derivar en la pérdida de subvenciones. No lo cree así Fernández Gudiña. «Penso que non imos quedar fóra de ningunha subvención, porque normalmente as primeiras saen en abril ou maio, e para esa data teremos a conta xeral presentada con toda seguridade», dice. De salir alguna convocatoria ya, no tendrían opción, ya que los concellos que no rinden cuentas no pueden pedir ayudas de la Xunta.

Asegura el alcalde de A Rúa también que, al mismo tiempo, ya están trabajando en la conta xeral del 2018. La demora en este trámite está retrasando la elaboración de los presupuestos (están prorrogados los de 2017), por lo que es probable que no se aprueben antes de las próximas elecciones municipales del mes de mayo. Eso sí, Gudiña confía en poder dejar hecho, al menos, un borrador, «para que o novo equipo faga con eles o que queira».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El alcalde de A Rúa confía en que el retraso en la Conta Xeral no suponga perder ayudas