o barco / la voz

El abarrote del sábado por la tarde indicaba que la Feira do Viño de Valdeorras de este año empezaba bien, muy bien; y el paso de las horas solo vino a refrendarlo. Incluso ayer cerca de las nueve de la noche, con un intenso aguacero cayendo, la plaza barquense de Viloira estaba llena. Los sitios cubiertos bajo las casetas eran un hervidero de gente pegada bebiendo vino resguardada de la lluvia, mientras que los pasillos se llenaban de gente con paraguas que hacía lo propio con algo más de holgura.

Todavía le quedaban al menos dos horas oficiales a la feria, así que era pronto para hacer balance con cifras. Pero sí había ya una idea. «Foi un éxito en canto a público. O dato que temos é a venda de copas e de tiques e onte foi un récord. Estaban cinco persoas e non daban feito a vender tiques», destacaba el presidente del consello regulador, José Luis García Pando. También se notó el éxito en el horario de cierre, puesto que hubo bodegas que alargaron la jornada hasta la una de la madrugada vendiendo vino. Hacía buena noche, había buen ambiente y el concierto de Caravan Band gustó, así que la gente no tenía ganas de irse. Y algunos bodegueros aprovecharon para seguir vendiendo su vino.

La afluencia también fue buena ayer por la mañana. Hubo mucho más ambiente que en otras ocasiones. «Sorprendeume gratamente encontrar todas as casetas ocupados, con xente, non unha masificación como o sábado á tarde pero si xente probando viño», resaltaba. Es por eso que García Pando descartaba la idea de suprimir el horario matutino para alargar el de la noche. «Creo que non merece a pena, porque si que había xente, porque ademais non é unha xornada moi larga, que son dúas horas».

Los premios oficiales

El balance llegaba después de la entrega de los premios de la cata oficial. Al concurso se presentaron 18 de las 20 bodegas participantes en la feria, que presentaron un total de 43 referencias (23 de variedades tintas y 20 de variedades blancas). Las menciones especiales para vinos de otras añadas fueron para Lagar de Cigur Barrica 2013, de adega Melillas e Fillos; y para Fardelas 2015, de adega Santa Marta.

En cuanto a los vinos blancos de la añada, el mejor valorado fue Viñaredo, de adega Santa Marta; seguido de D’Berna, de Guitián y Blanco; y Pagos de Galir, de Virxe de Galir. En tintos, la mayor puntuación fue para Sampayolo Garnacha, de adega Sampayolo; el segundo puesto recayó en A Coronela, de adega O Cepado; y el tercero para Joaquín Rebolledo, de la bodega del mismo nombre.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La feria de Valdeorras encumbra como mejores vinos una garnacha y un godello