Reparar los contenedores bajo tierra de la provincia costará 79.400 euros

La Diputación hizo un presupuesto del coste para nueve concellos y 26 islas


ourense / la voz

El arreglo de los contenedores subterráneos que hay en la provincia (en los concellos que tienen el servicio de recogida de basura con la Diputación) cuesta 79.400 euros, según recoge el informe elaborado por la administración. El documento fue redactado después de que en los concellos alertaran de que había varios contenedores que no funcionaban, y porque la normativa obliga a hacer varios cambios en los subterráneos para introducir nuevas medidas de seguridad. Ahora le toca a las administraciones locales elegir el futuro de estas instalaciones, y la suerte será dispar según el lugar.

En Xinzo los problemas de mantenimiento y funcionamiento de los contenedores bajo tierra vienen de atrás. Presentan deficiencias desde hace tiempo. El planteamiento inicial del grupo de gobierno es asumir la reparación de los mismos. La dificultad radica en que, en algún caso concreto, esa reparación y adecentamiento se acerca a los 6.000 euros. Muchos vecinos tampoco están satisfechos con el funcionamiento del servicio. Las seis zonas de depósito se ubican en zonas muy céntricas del casco viejo. En total, el Concello debería asumir un coste de más de 18.000 euros, que ahora mismo no está contemplado en las cuentas municipales para este año. Xinzo fue uno de los primeros municipios de la provincia en firmar un acuerdo con la Diputación para la colocación de este tipo de contenedores hace más de una década.

En A Rúa de Valdeorras ya han firmado el convenio con la Diputación para llevar a cabo el arreglo de las cuatro islas de contenedores subterráneas. «Os traballos serán para adaptalos á normativa, porque funcionar funcionan todos», explica el alcalde, Luis Fernández Gudiña. Había casos donde había mayor retención de agua y filtraciones, pero ahora se trata de una revisión general. El coste para poner al día las cuatro islas será de 11.889 euros.

También en Petín han apostado por el convenio con la Diputación. «Os nosos contenedores subterráneos funcionan, pero non cumpren coa normativa, por iso imos reformalos», explicaba el alcalde, Miguel Bautista. Además, reconocía que con el paso de los años algunos precisan cambios en la parte de arriba. «Algunha tapa está medio machacada, porque levamos dez anos sen tocarlle nada», señalaba. Ahora deberán desembolsar 4.999 euros.

En Trives solo hay una isla de contenedores subterráneos, ubicada en la rúa San Martiño, pero hace tiempo que no funcionan. La calle va a ser reformada y el grupo de gobierno ha decidido que los contenedores bajo tierra desaparecerán y en su lugar colocarán una isla en superficie mimetizada en el entorno, al estilo de la que hay en la praza do Reloxo. La decisión se basa en el elevado coste de mantenimiento de los contenedores (sobre 150 euros al mes) y en el hecho de que los bajo tierra que hay no son suficientes para la zona, por lo que aún en el caso de arreglarlos, sería preciso colocar más en superficie para dar el debido servicio.

En Celanova, hay cuatro zonas en la villa con este tipo de contenedores, pero no se prevén nuevas instalaciones. Recientemente hubo que gastar más de tres mil euros en una reparación.

En el caso de O Carballiño se han adoptado diferentes soluciones. Los contenedores de la Praza de Abastos fueron sellados, optando por instalar en las inmediaciones del mercado, contenedores móviles, y la isla que está junto al Concello se vació en el mes de octubre pero también se optará por la misma solución. En el caso de Ribadavia, con seis contenedores subterráneos a reparar, se está a la espera de que la Diputación adjudique el concurso para arreglar dichos elementos. En Avión se ha optado también por encargar al organismo provincial la reparación.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Reparar los contenedores bajo tierra de la provincia costará 79.400 euros