Vilamartín crea un punto de exaltación de Valdeorras

El Concello ha empezado a transformar la antigua sede de Cruz Roja Valdeorras, en la N-120


El alcalde de Vilamartín de Valdeorras, Enrique Barreiro, marca como proyecto importante de este año que está a punto de finalizar, una de sus prioridades en el programa, que era el acondicionamiento de a zona recreativa de O Bañadoiro, para recuperarlo para el disfrute. «Para nós é importante polo que supón pola súa beleza paisaxística e porque é o centro de ocio do pobo», subraya el regidor. El proyecto está partido en varias etapas casi anuales. Se inició con el taller de empleo del año pasado una fase, la primera, que consistió en hacer un ensanchamiento de la zona dedicada al paseo y construir una barandilla de piedra, de un total de 250 metros lineales. Y este año, con otro taller de empleo que comparten con los concellos de A Rúa, O Barco y Petín, fue posible hacer otros tantos metros.

La intención del concello ourensano es poder ir ampliando cada año esta actuación, hasta terminarla completamente, pero dependerá de la cantidad de inversión necesaria.

Enrique Barreiro también subraya como importante en el 2016 la finalización de las obras de las fosas sépticas de las localidades de Valencia, Penouta y Correxais. En el 2016 también se actuó en la plaza pública de Cernego, gracias a la cesión de unas casas que corrían peligro de derrumbe por parte de unos vecinos. Una parte ya se ejecutó y otra se espera terminar en los próximos días. Además, con las piedras que se extrajeron de esas viviendas se está llevando a cabo la restauración de la que fue edificación de la Cruz Roja, en la Nacional 120, con la intención de transformarla en un centro turístico, en el que se puedan vender productos de la comarca y además recibir información sobre todo lo que se puede ver. Se espera sacar a concurso público este espacio en la próxima primavera, para ver las opciones reales que pueda tener. Añade el regidor que está ya construida la cubierta del edificio y que únicamente falta la última fase de la pizarra. «A idea é que esa edificación sexa para produtos típicos para a súa exaltación e incluso poder facer degustacións dos mesmos. E tamén que sexa como un punto de información turística». Algunos de estos proyectos iniciados este año, serán realidad en el 2017.

En A Rodeleira se separarán las aguas pluviales de las fecales

Las obras con cargo a los planes provinciales han permitido que en Vilamartín de Valdeorras hubiera actuado en diferentes localidades para solucionar problemas de infraestructuras importantes. Gracias a esta aportación este año se trabajó en el arreglo de toda una calle de la localidad. Una obra que se prevé terminar este año. De cara al 2017, el Concello trabajará en la zona de A Rodeleira de la villa. «Temos bastantes problemas co temas das augas pluviais que se mesturan coas fecais, ó non estar separadas», afirma el alcalde Enrique Barreiro. Las obras consistirán en levantar toda esta infraestructura y ponerla nueva. En este caso, la Diputación de Ourense aportará 55.000 euros y el Concello, más de 60.000 «Pensamos que temos que saír deste apuro e facer a inversión canto antes. É unha prioridade. É básico», dice el alcalde.

Fin a los problemas de la carretera de San Vicente

Enrique Barreiro se refiere además, ya de cara a las reivindicaciones del 2017, a la carretera de San Vicente. «É un tema que segue enriba da mesa. O que me transmiten dende a Deputación é que están co proxecto e que quedará definitivamente aprobado a principios do ano que ven. E logo comezarán coa expropiación dos terreos afectados. Creo que vai adecuadamente», relata. De todas maneras, afirma que el Concello seguirá haciendo presión sobre este tema para solucionarlo cuanto antes.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Vilamartín crea un punto de exaltación de Valdeorras