Los alcaldes tratan de frenar el cierre de Registros de la Propiedad

Los regidores de Viana, Trives, Ribadavia y Bande lo consideran un ataque al rural

x. m. rodríguez
ourense / la voz

La decisión del Ministerio de Justicia de suprimir cinco Registros de la Propiedad en la provincia ha sentado como un jarro de agua en las localidades afectadas. Y los alcaldes han decidido no quedarse de brazos cruzados para tratar de frenar la decisión, que dejaría sin titular las oficinas de Bande, Celanova, Ribadavia, A Pobra de Trives y Viana do Bolo.

En Viana do Bolo el registro pasará a depender de la oficina de Verín; una idea que rechaza el gobierno local. «Levaremos unha proposta de alcaldía ao pleno para opoñernos a este atentado que sufre o medio rural, neste caso o noso concello, coa retirada de servizos», avanzaba el regidor, Secundino Fernández. E iba más allá: «Para nós é unha cuestión que non ten ningún tipo de explicación. Son servizos públicos que paga o cidadán, porque cada vez que fan calquera cuestión, teñen que pagala; así que a acumulación de servizos non aforra cartos á administración». Criticaba también el argumento de que las plazas están sin cubrir. «Se non hai persoal é porque non sacan as prazas... É como unha especie de actuación para favorecer a elites administrativas. En vez de desprazar a un rexistrador, hai que desprazar a cinco concellos a Verín....», argumentaba. Después de aprobarlo en pleno, el Concello buscará el apoyo del resto de concellos que acuden al registro -Vilariño de Conso, O Bolo, A Mezquita y A Gudiña-. Además, buscarán el apoyo de la Xunta «para que presione e defensa os intereses dos concellos galegos», decía Fernández.

En el caso de Trives, el regidor, Francisco José Fernández, ya anunció la semana pasada que presentará una propuesta de alcaldía para rechazar la decisión del Ministerio de Justicia. En este caso, en 2013 el Concello ya remitió un informe rechazando la medida, y en 2014 recogió más de 775 firmas en contra de la supresión de la plaza. El Registro trivés engloba a los ayuntamientos de Castro Caldelas, Chandrexa de Queixa, Larouco, A Teixeira, Manzaneda, Montederramo y San Xoán de Río.

En el caso de la comarca de O Ribeiro se cuenta con el registro ubicado en Ribadavia. Un servicio que, de suprimirse, podría acabar asumiendo el registro de O Carballiño. Para el regidor municipal de Ribadavia, Ignacio Gómez, el escenario no es el mejor de los posibles. «Este é un borrador que tiña o PP dende hai moito tempo, o que pasa é que cando finalmente ves que o sacan un sábado -como para despistar e que non se entere ninguén- é para preocuparse», apunta el alcalde. En opinión de Gómez, la situación es atípica «porque son funcionarios públicos, pero non deixa de ser unha empresa que ao que está é o negocio» y en toda la comarca existe un consenso claro para seguir contando con la oficina en Ribadavia. Aunque se ha confirmado la continuidad el alcalde quiere un posicionamiento oficial. «Isto é como o de Adif, no que obviamente estaremos atentos para ver como vai no futuro, e precisamos que o Ministerio de Justicia publique un documento oficial ao respecto. Se non é así a cousa non pinta ben», en opinión de Gómez.

En Bande, el regidor, José Antonio Armada (PP), apuntó que enviarán un escrito al «órgano competente» para que «reconsidere a situación». Armada ve contradictorio que se quiera apostar por el rural si se le suprimen servicios. En Celanova, el portavoz del grupo de gobierno, Máximo Losada (PP) señaló que se informaría del asunto porque lo desconocía.

Preocupación entre los trabajadores que ven peligrar sus puestos de contratados

La publicación en el BOE del 4 de marzo del Real Decreto que modifica la demarcación de los registros sorprendió a los trabajadores de las oficinas afectadas que, aunque ya llevaban tiempo esperando que se produjera una medida así, no creían que fuera a llegar sin previo aviso y con un plazo de aplicación tan corto, en junio de este año. Los empleados de estos despachos -que son asalariados contratados por los registradores y muchos con el salario mínimo, según explica una trabajadora- temen que la nueva demarcación va a suponer una eliminación de puestos de trabajo, como ya ocurrió en el año 2013 con la supresión de las oficinas liquidadoras de impuestos de la Xunta, que se centralizaron en Ourense.

En algunas de estas oficinas, los registradores son interinos desde hace largo tiempo. Es el caso de los registros de Allariz, Celanova y Bande, que por tener un volumen anual inferior a mil documentos en el período comprendido entre el 2009 y el 2015, pasarán a ser un único registro en la villa alaricana. Tres personas trabajan actualmente en el Registro de la Propiedad de Allariz, otras tantas en el de Celanova y dos en el de Bande. El despacho de Celanova se quedará como una oficina buzón, en la que los clientes podrán dejar documentación para sellar y recogerla, pero para ello no es necesario tanto personal, reconocen los trabajadores afectados. En el caso de los registros con interinidad la medida puede demorarse algo más al ser aplicada, pero los trabajadores creen se llevará a cabo pues se cubrirá la plaza de registrador titular.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Los alcaldes tratan de frenar el cierre de Registros de la Propiedad