El juez ampara a la mancomunidad Navea Bibei para que un concello pague sus deudas

La sentencia dice que no se puede estar «impasible» mientras la cifra «crece y crece»


El Concello de A Proba de Trives no puede pretender dejar de pagar los servicios de la Mancomunidade das Terras do Navea Bibei y que esta última entidad «permanezca impasible viendo como la deuda crece y crece, sin adoptar ninguna medida al respecto». Lo dice una sentencia del Juzgado de lo contencioso administrativo número 2 de Ourense, que rechaza un recurso de ese ayuntamiento contra un acuerdo del órgano supramunicipal de septiembre del 2013, en el que, entre otras cosas, se decidía emprender «acciones necesarias» para cobrar una deuda entonces cuantificada en 283.000 euros.

La prestación de servicios como los que correspondían a la residencia de mayores, o el mantenimiento de protección civil, habían hecho crecer la cantidad. La mancomunidad, cuya posición fue defendida en este contencioso por el letrado ourensano Javier Calvo, decidió proponer que la Xunta retuviese al Concello de A Pobra de Trives 7.000 euros mensuales del Fondo de Cooperación Local, a través del cual reciben dinero los distintos concellos. El regidor de Trives consideró que el acuerdo era discriminatorio y que iba a afectar a los presupuestos y la prestación de servicios municipales, por lo que lo recurrió. No ha tenido éxito.

No hay desviación de poder

El juez no aprecia defectos formales en la convocatoria, ni que el acuerdo sea discriminatorio, ni tampoco ve desviación de poder, al compararlo con otras retenciones de otros concellos deudores de la Mancomunidad.

Es evidente, dice, «que en el presente caso no existe tal  desviación de poder, sino que lo que ocurre es que el Concello de A Pobra de Trives ha contraído una deuda muy superior a la de otros concellos, por lo que ante la situación que se estaba dando, en la que se estaban prestando los servicios por la mancomunidad y los mismos seguían sin pagarse, es razonable que se requiriese el pago inmediato de la deuda, concediéndose el plazo de un mes,  bajo apercibimiento de ejercitar las acciones administrativas y judiciales oportunas».

La Mancomunidade das Terras do Navea Bibei aclaró en su contestación a la demanda, como refleja ahora la sentencia, cómo la retención acordada con la Xunta supone un porcentaje inferior al de otros concellos en similar situación, aun cuando la cuantía resulte superior.

Diferentes porcentajes

La retención acordada respecto de A Pobra de Trives representa un 2,47%, mientras que la de San Xoán de Río es del 2,06 % y la de Manzaneda asciende al 4,46 %.

Concluye el juez en la fundamentación de derecho de esta sentencia que no podía la mancomunidade das Terras de Navea Bibei permanecer «impasible viendo cómo la deuda crece y crece», según dice al dar amparo efectiva a la posición defendida por el órgano supramunicipal, que en su momento encontró un primer respaldo en la Xunta de Galicia.

La condena incluye también el pago de 500 euros en costas, que ha de abonar el Concello de A Pobra de Trives.

La sentencia dice que no se puede estar «impasible» mientras la cifra «crece y crece»

El agujero era de 283.000 euros y la retención pedida a la Xunta eran 7.000 al mes

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

El juez ampara a la mancomunidad Navea Bibei para que un concello pague sus deudas