«Respirar aire puro y saludable es un derecho irrenunciable para cualquiera»

Julio Ancoechea, jefe del Servicio de Neumología del Hospital Universitario de la Princesa, dice que un fumador es un enfermo crónico al que se puede ayudar

.

REDACCIÓN / LA VOZ

La primera vez que Julio Ancoechea (A Pobra de Trives, 1957) se colgó un fonendoscopio al cuello tenía dos años. Todavía guarda, como un tesoro, la foto que lo atestigua. Era el aparato con el que trabajaba su abuelo, forense en Trives. La imagen prueba que el jefe de servicio de Neumología del Hospital Universitario de La Princesa de Madrid es médico «militante, creyente y practicante» porque, como dice, comenzó a vivir la medicina desde muy niño: «Recuerdo el aparato de rayos X que tenía mi abuelo en la consulta, las veces que iba a caballo por las aldeas para llevar penicilina que conseguía a través de sus contactos en Madrid a los enfermos que vivían en los pueblos...».

-Como neumólogo, para calidad del aire, la de Trives. ¿o no?

-Sin lugar a dudas. A veces no le damos mucha importancia a eso, pero respirar aire puro y saludable es un derecho irrenunciable de cualquier ser humano, pero muchas veces los ayuntamientos o las administraciones de los diferentes países no cumplen las normativas sobre medio ambiente. Ahora estoy observando el cielo de Madrid y veo una capa oscura que ensombrece todos los edificios del barrio de Salamanca. A veces en el aire hay concentraciones de una serie de sustancias que sobrepasan los límites permitidos en las normativas. Eso tiene un impacto en la salud de los ciudadanos, fundamentalmente los más frágiles: los niños o los mayores con enfermedades crónicas muy prevalentes como la EPOC.

-Usted es coordinador de la estrategia nacional de EPOC del Sistema Nacional de Salud, ¿es prevenible?

- Desde luego porque es una enfermedad ligada al consumo de tabaco. Unos 2.156.000 españoles la padecen, pero de ellos cerca de 1,5 millones no lo saben porque se diagnostica tarde.

-¿Los servicios de Atención Primaria tendrían que hacer una mayor labor de control?

-El problema es que ahí el método de diagnóstico no está generalizado con criterios de calidad.

-Hay una enfermedad muy rara, el LAN, que puede confundirse con la EPOC.

-Esa es una enfermedad que se da en mujeres jóvenes. En ese campo se han hecho avances. Hay un ensayo clínico con algún fármaco que ha logrado frenar su progreso. En un futuro cercano tendremos ya tratamientos más eficaces.

-Donde hay mucho que trabajar es en el campo de la tuberculosis. España tiene unos índices de incidencia mucho más altos de los de estados de su entorno.

-Afecta a los más desfavorecidos con gran incidencia entre la población inmigrante, pero se transmite por vía aérea y puede afectar a cualquiera. Para romper la cadena hay que garantizar un diagnóstico precoz y un tratamiento correcto y completo. Reivindicamos un Plan Estatal de Prevención y Control de Tuberculosis. Hemos pedido al Gobierno que reflexione sobre el decreto 16/2012 porque dificulta el acceso a la sanidad a personas que están de modo irregular en España. Porque es un asunto de salud pública.

-¿Usted fuma?

-Fui fumador social de juventud. Hace quince años tomé una de las mejores decisiones de mi vida. Fue dejarlo.

-Entonces puede lograrse.

-Los neumólogos tenemos que ayudar al fumador a dejar de serlo. El fumador es un enfermo crónico que precisa ayuda y podemos ayudarle.

Votación
15 votos

«Respirar aire puro y saludable es un derecho irrenunciable para cualquiera»