Extinguido el incendio de Viana tras quemar 360 hectáreas

Las llamas cercaron en la madrugada del domingo un pueblo de Viana do Bolo


ourense / la voz

Entrado ya el otoño los incendios forestales siguen azotando a la provincia de Ourense. Cerca de las tres de la tarde ha quedado controlado el incendio declarado en la noche del sábado en Viana do Bolo, en la parroquia de Tabazoa de Umoso. Según las primeras estimaciones oficiales de la Consellería de Medio Rural, el fuego afecta a una superficie de 361,56 hectáreas (cuatro de ellas, de monte arbolado y el resto de raso). En las labores de extinción participan 1 técnico, 14 agentes, 50 brigadas, 20 motobombas, 4 palas, 11 aviones y 17 helicópteros. A las 19.20 horas que quedado extinguido, según Medio Rural.

A este incendio, que puso en peligro un núcleo de población, se sumó otro fuego localizado en el municipio de A Mezquita, que tras permanecer veinticuatro horas activo calcinó otras 31,78 hectáreas. Quedó extinguido a primera hora de esta mañana.

En otros puntos de la provincia se sucedieron también otros focos, como el de Vilamartín de Valdeorras, que a pesar de que logró controlarse en poco tiempo provocó situaciones de peligro en algún momento, debido a su proximidad con el complejo hotelero Palladium, al que finalmente no llegó a afectar.

Ha sido, en definitiva, un fin de semana muy intenso para los medios de extinción, que tuvieron especiales complicaciones, debido a la orografía de la zona, en el fuego que comenzó a última hora de la tarde del sábado en Viana do Bolo. Debido a la hora ya no fue posible que actuasen los medios aéreos y, durante la noche, las llamas avanzaron, acercándose ya casi en la madrugada a las viviendas del núcleo de población de Tabazoa de Umoso. A las seis de la mañana la consellería de Medio Rural activó la Situación 2 de alerta, dado el peligro que podrían correr los vecinos ante unas llamas que se encontraban a 500 metros y podían acercarse a las casas si el viento soplaba fuerte. Eso sí, aunque este tipo de alertas implica el desalojo de viviendas, finalmente los efectivos que se encontraba en la zona, Protección Civil y Guardia Civil, consideraron que no era necesario sacar a los vecinos de sus viviendas. El trabajo de los medios de extinción permitió frenar las llamas y ninguna casa se vio afectada. Ya por la tarde, a las cuatro, y pese a que el incendio se mantenía activo, se desactivó el nivel de alerta, ya que no existía peligro alguno para los pueblos o aldeas de la zona afectadas.

El despliegue de efectivos ha sido, eso sí, fortísimo. Medios aéreos tanto de la Xunta de Galicia como del Ministerio de Medio Ambiente participaron desde el aire en las labores de extinción, llegando a contabilizarse la participación de once aviones y diecisiete helicópteros. También se intensificó la presencia de medios terrestres en la zona, en la que trabajaron 38 brigadas, apoyadas con 18 vehículos motobomba, nueve agentes forestales y un técnico.

En lo que respecta al incendio de A Mezquita, según informaron fuentes de Medio Rural, las llamas comenzaron a las cinco de la tarde del sábado, en la parroquia de Pereiro. Durante toda la tarde y la noche siguientes dieciocho brigadas participaron en las labores de extinción, además de nueve aviones y cuatro helicópteros. En este caso las llamas quedaron controladas a las seis de la tarde de ayer, domingo. Desde la consellería se recuerda a los ciudadanos que deben llamar al 085 si ven un incendio.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Extinguido el incendio de Viana tras quemar 360 hectáreas