El fuego se acerca a las casas y arrasa 440 hectáreas en A Gudiña

El incendió obligó a activar el nivel 2 de alerta de madrugada por la proximidad de las llamas a O Seixo. Los efectivos de emergencias trabajan también en otros incendios registrados en Pazos de Borbén, en Palas de Rei y en Quiroga

;
Incendio en A Gudiña Incendio en A Gudiña

Ourense

Un incendio forestal, que afecta a la parroquia de Barxa, está activo desde ayer por la noche en el Concello de A Gudiña. El fuego ha devorado alrededor de 440 hectáreas de monte, según confirma Medio Rural. Se ha solicitado la intervención de la Unidad Militar de Emergencias en este incendio. Sus efectivos han realizado labores de ataque directo al fuego con apoyo de motobombas. La consellería decretó incluso el nivel de alerta 2 como medida preventiva por la proximidad del fuego al núcleo de O Seixo, aunque esta mañana ha sido desactivado.

El incendio está afectando al distrito forestal catorce y evoluciona desfavorablemente según las brigadas que están actuando.

El fuego, que comezó en Portugal, entraba en Galicia sobre las siete de la tarde. Según informa Medio Rural, están trabajando en el terreno un técnico, seis agentes, 13 brigadas, nueve motobombas, tres pas, 4 helicópteros y dos aviones.

En otros puntos de la provincia se han originado también otros fuegos, como el que está activo en Riós, parroquia de Navallo y ya ha quemado unas 60 hectáreas. El riesgo sigue siendo extremo por las altas temperaturas y la sequedad del suelo. En los trabajos de control participan 7 agentes, 16 brigadas, nueve motobombas, un avión y un helicóptero.

Otros focos en la comunidad

Otro de los fuegos que este mediodía permanecían activos desde la 1.11 horas de la madrugada es el de la parroquia de Casteloais, en el concello ourensano de Chandrexa de Queixa. Las primeras estimaciones realizadas por los técnicos calculan que afecta a unas 20 hectáreas. Para su control están trabajando dos agentes, ocho brigadas, cinco motobombas más dos helicópteros. 

Efectivos de la Unidad Militar de Emergencia luchan contra el fuego en  Gudiña
Efectivos de la Unidad Militar de Emergencia luchan contra el fuego en Gudiña

Otro incendio ha despertado esta madrugada a los vecinos del municipio de Fornelos de Montes. El monte de la parroquia de Nespereira, la montaña entre Amoedo y Redondela es el escenario principal de un fuego que ha cubierto de humo esta noche parte de Redondela y Vigo, informa Mónica Torres.

Además, Medio Rural ha informado de otro fuego en el concello lucense de Palas de Rei, en concreto en la parroquia de Cabana. Los efectivos lo han dado por controlado de madrugada y afecta a unas 28 hectáreas, de las que catorce son de monte raso y otras tantas de arbolado.

En Quiroga, dos fuegos permanecen activos y queman ya un total de 155 hectáreas. Al que comenzó a última hora de la tarde del viernes en Hospital, donde han ardido unas 110 hectáreas, se sumó de madrugada un nuevo foco en la cercana parroquia de Enciñeira, donde el último cálculo habla de 45 hctáreas afectadas. 

Cuando el alto riesgo es bajar la guardia en primavera y otoño

juan capeáns

La Xunta centra su esfuerzo en duplicar el tiempo de trabajo de los forestales y en más tecnología de apoyo

Si la actividad incendiaria se atenúa, Galicia todavía está tiempo de cumplir las previsiones fijadas para la temporada de alto riesgo en los montes. La Xunta se puso el reto de que no ardan más allá de 20.000 hectáreas en un período que formalmente se sitúa entre el 1 de julio y el 30 de septiembre. Sin embargo, este marco temporal ha dejado de ser la referencia para los equipos de extinción, porque cada vez es más habitual que los grandes incendios se produzcan en primavera y otoño.

¿Por qué crece la actividad incendiaria fuera de temporada?

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

El fuego se acerca a las casas y arrasa 440 hectáreas en A Gudiña