«En setembro marchan tres nenos e xa hai 7 familias interesadas nas prazas»

Aurora Barja es técnico superior en educación en una casa niño de A Gudiña

X. M. Rodríguez
Ourense / La Voz

En diciembre de 2016 Aurora Barja pudo volver a ejercer su profesión después de unos años trabajando en otros sectores. La puesta en marcha de las casas niño en el rural le brindó la oportunidad de sacar partido a sus estudios de técnico superior en educación infantil, y a hacerlo sin moverse de su localidad natal, A Gudiña. Regenta Os Pequechos y no puede estar más encantada con lo que hace. Las cinco plazas están ocupadas, e incluso tiene lista de espera. Por eso se extraña cuando se le dice que el IGE recoge que no hubo nacimientos en el 2016. Primero porque para poder abrir la casa niño era necesario que hubiese niños; y después porque la demanda no hace más que crecer. «En setembro marchan tres nenos para o colexio, e xa hai sete familias interesadas que queren traer aos seus», señala Barja. Y añade: «Hai máis nenos que prazas, porque o ano pasado naceron moitos nenos aquí».

Os Pequechos abre de ocho de la mañana a cuatro de la tarde. «Cos pequenos non podes facer moita cousa porque son bebés, pero cos maiores programo moitas actividades: un día contacontos, outro pintan, facemos clases de psicomotrocidade...», relata Barja, que dice estar feliz con su trabajo, que de momento está garantizado -la Xunta paga un fijo mensual por el servicio- hasta finales de 2019. «E despois espero que siga», dice.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

«En setembro marchan tres nenos e xa hai 7 familias interesadas nas prazas»