«El voluntariado está muy instaurado en la provincia, con 3.300 personas»

Afirma que la dirección general invirtió 1,2 millones de euros en dotar de medios a las agrupaciones


ourense / la voz

Olivier Reboredo Campos es, desde agosto del año pasado, el jefe provincial de Emerxencias de la Xunta, que coordina a las agrupaciones de voluntarios de Protección Civil y planifica los medios necesarios para estar preparados frente a riesgos naturales o provocados por el hombre.

-¿Se cumplen las previsiones para este invierno?

-En los últimos años no estamos teniendo inviernos que sean muy marcados, de nevadas o heladas. El ultimo fin de semana hubo problemas de inundaciones en Ribadavia, por inundaciones del Avia y del Miño. En Ourense se cubrió buena parte del paseo de las Ninfas. En A Rúa, hubo cuantiosos daños en la zona de O Aguillón. Pero las medidas preventivas de los GES y de las agrupaciones de voluntarios fueron muy positivas. Estamos permanentemente conectados con la Confederación Hidrográfica Miño Sil y ahora la situación tiende a la normalidad. Los ríos llevan mucho caudal, pero es lo normal en invierno, y sin causar daños. En el embalse de Velle -que es el mejor termómetro para ver cómo estamos- se sueltan 750 metros cúbicos por segundo ahora, frente a los 3.000 de los días pasados. El sistema de alertas está perfectamente engrasado. Con las previsiones de precipitaciones que tenemos, cualquier variación en el nivel salta y esa información la trasladamos a los medios y servicios de los ayuntamientos. Eso facilita muchísimo la previsión.

-¿Y cómo se ha afrontado la primera nevada?

-Tampoco hubo muchos problemas de tráfico gracias a los sistemas de aviso. En la A-52, que estuvo cortada dos horas con muchos coches afectados, siempre estuvieron atendidos tanto por Tráfico como por el GES de A Gudiña.

-¿Cuáles son las zonas de la provincia más susceptibles de sufrir inundaciones?

-En Ribadavia, las zonas que están bañadas por el Avia o el Miño, son siempre susceptibles de ser inundadas. Pero una cosa es ser inundadas y otra, sufrir daños. También puede haber problemas en la parte de Verín con el Támega, en Vilaza o en Rabal (Oímbra). Son frecuentes en Baños de Molgas, pero allí también funciona muy bien la agrupación de voluntarios de Protección Civil. A nada que ven subir un poquito el nivel del Arnoia, todo lo que es susceptible de sufrir algún daño ya lo ponen a buen recaudo.

-¿Cada agrupación está especializada?

-Las agrupaciones son de dependencia municipal. A través del CAE 112 son avisadas, como otros servicios profesionales (bomberos, GES), de cualquier alerta que pueda haber en sus concellos. La dirección general ha hecho una apuesta clara por dotarlas de medios. En material para las agrupaciones que fue dado a los concellos se invirtió del orden de 1.200.000 euros en la provincia. En total, unos dos millones de euros, contando el material de los GES.

-¿Cuántas agrupaciones hay en la provincia actualmente?

-En la provincia hay unas 67 agrupaciones de voluntarios. El voluntariado de Protección Civil está muy instaurado en la provincia, con 3.300 personas. Los municipios que no los tienen aducen que les faltan medios o gente. Una fórmula que se usa es la agrupación de concellos para la protección civil. Estamos trabajando para crearlas en Cortegada y en Piñor de Cea. La asociación de Laza ejerce el servicio en concellos de alrededor, como Castrelo do Val, Monterrei y Oímbra.

-¿La implantación de los GES fue un salto cualitativo?

-El mapa de emergencias estaba compuesto por los parques de bomberos de Ourense, Verín y A Rúa, además del servicio de Celanova y el del polígono. La dirección general completó el mapa con los GES. En los tres años que duró el primer convenio se vio que era una buena herramienta. Había que corregir unas cuestiones relacionadas con su labor preventiva. El nuevo convenio durará hasta el 2018 y en él se refuerzan el GES de Muiños y el de Avión y se crea una sub base en Laza para el GES de A Gudiña.

olivier reboredo campos jefe de emergencias de la xunta

«Por la cantidad de incendios, tenemos muy rodada la protección civil»

Olivier Reboredo aclara que el mundo de las emergencias «no es estanco» y lo que pretende la administración es que los grupos actuantes estén bien formados y dotados de medios. Asegura que desde la Xunta hay una comunicación fluida con las agrupaciones y son conscientes de sus necesidades.

-¿Cómo funciona el canal de información hacia la población?

-Es una obligación legal de las administraciones públicas dar a conocer los riesgos naturales y antrópicos que tenemos. Desde este servicio participamos en múltiples campañas. En Maside tenemos una regasificadora desde el año 2013. Antes de que empezara a funcionar ya habíamos informado a la población de los riesgos y las medidas de autoprotección a aplicar. Todos los años repetimos una prueba de sirenas y repartimos los dípticos de autoprotección. Ahora estamos llevando a cabo otra acción, los planes de prevención de presas. Es difícil que se manifieste el riesgo. Tuvimos una charla informativa con autoridades locales de Viana y de Vilariño. Nos interesa conocer ese riesgo para planificar mejor la respuesta a una emergencia. Es muy difícil que suceda algo en una presa hidráulica pero hay que estar preparados. Lo que busca la protección civil es no improvisar en las emergencias.

-¿Qué es lo que hace diferente a Ourense como provincia en este ámbito, los incendios?

-Es la provincia con mayor número de incendios y por superficie quemada. La interfaz entre el terreno urbano y el forestal en Galicia está muy entremezclado y cuando hay un incendio forestal es normal que estén afectadas viviendas y carreteras. Pero por la cantidad de incendios y superficie afectada, tenemos muy rodada la protección civil. Cuando existe peligro para las viviendas, activamos nuestro plan y no entran solo los recursos de forestales sino todos los demás.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«El voluntariado está muy instaurado en la provincia, con 3.300 personas»