Ourense se entrega al espectáculo ciclista

Miles de personas siguieron la primera etapa desde la salida en Laias hasta la meta en Castrelo


ourense

El sol y el calor hicieron acto de presencia en la tarde ourensana para recibir la primera etapa de La Vuelta. En Laias, estaba casi todo montado desde la tarde anterior, pero desde las diez de la mañana se preparó el espacio donde los corredores calentaban antes de subir a la rampa de salida -con el río Miño a sus espaldas- y verificaban la idoneidad de sus bicicletas. Cientos de personas acudieron desde un par de horas antes de la salida para disfrutar del ambiente de la ronda. No hubo problemas con los accesos para entrar, con suficientes espacios de aparcamiento a un kilómetro de la salida en el Balneario de Laias. El agua -en una referencia al Ourense Termal que patrocina La Vuelta- fue protagonista de la escenografía previa y de la de la salida, con exhibiciones de deportes acuáticos y los chorros de agua que salían del embalse en forma de géiser, traídos por la organización que ya los había utilizado en Arnoia.

La animación fue creciendo. Primero con el reparto de abanicos, bolígrafos y otro merchandising. Mientras, en la zona VIP, había quien aprovechaba para afeitarse en una barbería instalada en uno de los puestos. Allí esperaban el comienzo de la carrera Venancio Vázquez y Ana María Viso, vecinos de Laias. Venancio se congratulaba de que el paso de La Vuelta por la localidad trajo «moito movemento e melloras para o pobo en obras». Reconocía, en la parte deportiva, que no tenía «nin idea de quen corre».

Al mismo recinto accedían Joaquín y Pedro, llegados desde San Sebastián. Siguen La Vuelta todos los años y en esta edición se proponían empezar desde la primera etapa y seguir la ronda hasta los Pirineos.

Pilar Francisco, de O Carballiño, aseguraba, que los más aficionados al ciclismo en su familia son su hijo y su nieta pero ella estaba encantada con el espectáculo en Laias: «El ambiente es fabuloso, tendrían que hacer esto todos los años. Es precioso saber que esta zona va a salir en toda España». Y aunque ya no practica el ciclismo, a Andrés Rodríguez, de Vilamartín de Valdeorras, le sigue gustando mucho verlo. Apoya a los ciclistas españoles en La Vuelta. Menciona a Contador y Valverde y al Movistar como equipo nacional. Coincidió con el gusto de la mayoría. El Movistar era el equipo más esperado y el que más aplausos y gritos de ánimo recibió en la rampa de salida, antes de encarar el túnel bajo la vía férrea que daba paso a la carretera. No se quedó corto en apoyos Contador, el último en tomar la salida con su equipo, ni tampoco el poderoso Sky con el tricampeón del Tour Froome mostrando su tirón entre los aficionados, pero el Movistar fue el más reconocido.

Desde Vila de Cruces llegaba Miguel Brea con dos amigos. Suelen seguir La Vuelta, sobre todo en estos últimos años cuando se aproxima a Galicia. Llegaron con dos horas de antelación para poder disfrutar de todo. El paso por Ourense le parece «una buena promoción para la provincia y para Galicia». Pensaban ver algo en la salida y luego trasladarse a otro punto para ver la carrera.

Mientras el público iba animando las salidas de los 22 equipos, estos y sus técnicos se afanaban en poner las bicis a punto. Estas serían revisadas en un control específico que se hace en las etapas de contrarreloj para comprobar si las bicicletas de la crono -más pesadas- cumplen las medidas reglamentarias y para comprobar que no se producían fraudes electrónicos.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Ourense se entrega al espectáculo ciclista