El PSOE formaliza su propuesta de moción de censura en Ourense ofreciendo a PP y BNG catorce acuerdos programáticos

Miguel Ascón Belver
miguel ascón OURENSE

OURENSE

La portavoz del PSOE, Natalia González, en el último pleno municipal, con el nacionalista Luis Seara a la derecha de la imagen.
La portavoz del PSOE, Natalia González, en el último pleno municipal, con el nacionalista Luis Seara a la derecha de la imagen. Santi M. Amil

El bautizado como «Pacto da concordia» pretende garantizar un gobierno estable para la ciudad hasta el año 2027

11 jun 2024 . Actualizado a las 21:10 h.

Hace dos semanas, la portavoz del PSOE en el Concello de Ourense, Natalia González, propuso en rueda de prensa una moción de censura junto a PP y BNG para forzar el relevo de Gonzalo Pérez Jácome como alcalde. Este martes por la mañana los socialistas han dado un paso más, al remitir a populares y nacionalistas una propuesta formal. Pretenden, según dicen, garantizar un gobierno estable para la capital ourensana hasta las próximas elecciones, en el año 2027, y ofertan para ello catorce acuerdos programáticos.

El documento, bautizado con el nombre de «Pacto da concordia», está encabezado por un diseño que incluye parte de los logotipos de las tres fuerzas políticas y al final se reserva un espacio para las firmas de los representantes de PSOE, PP y BNG. La primera de las catorce propuestas del grupo socialista es la elaboración de unos presupuestos para el año 2025 ya que el Concello funciona con los del 2020 prorrogados. También proponen una auditoría para evaluar la situación económica del Ayuntamiento y un plan de pago a proveedores, debido a que actualmente Ourense multiplica por cuatro el máximo legal establecido para abonar sus facturas. La licitación de las concesiones en precario, la aprobación del PXOM, el impulso al termalismo o la reactivación de los servicios sociales son otros puntos del documento.

«É o momento da política con maiúsculas, da valentía e de apostar por cambiar o futuro. Confío en que todos imos estar á altura», dijo la portavoz socialista tras remitir su propuesta a PP y BNG. En ella no se aborda quién sería el alcalde ni cómo se configuraría el gobierno alternativo al de Jácome porque los socialistas consideran necesario establecer antes las prioridades que tendría ese nuevo ejecutivo hasta las próximas elecciones. Para ello han convocado una reunión este jueves a las 11.00 horas en el Liceo de Ourense.

La respuesta

Natalia González dice estar «plenamente» convencida de que «tanto o BNG como o PP estarán á altura, deixarán a un lado as diferenzas políticas e porán Ourense por diante». Sin embargo, por ahora tan solo la formación popular ha respondido al ofrecimiento socialista. Lo hizo a través de un comunicado en el que critica el sistema elegido por el PSOE para lanzar su propuesta, vía correo electrónico. Habría preferido más discreción para evitar el «espectáculo mediático», pero dicen que asistirán a la cita convocada por el grupo socialista. «Desde un primeiro momento, o Partido Popular manifestou non ter nin liñas vermellas nin persoas ou formacións políticas coas que non quixera sentarse a falar», dice el comunicado, que subraya que esa posición debe ser recíproca: «É absolutamente necesario que á reunión proposta acudan as tres forzas políticas que representan á oposición no Concello de Ourense. No caso de se rexistrar algunha ausencia, calquera conversa neste escenario sería inútil».

Aunque no lo nombra, el PP se refiere al BNG, que lleva dos semanas mostrándose muy crítico con la estrategia del PSOE, al que acusa de generar expectativas «que non son reais». Luis Seara, portavoz municipal del Bloque, calificó la posibilidad de una moción de censura como una «quimera», pero dijo que estaría dispuesto a sentarse a hablar si el PP pide disculpas por haber firmado el pacto con Democracia Ourensana que permitió a Jácome seguir como alcalde. El líder nacionalista no quiso pronunciarse este martes sobre la convocatoria del PSOE y tampoco aclaró si asistirá a la reunión del jueves.

El alcalde, por su parte, reaccionó al nuevo paso en la estrategia del grupo socialista subrayando que no se propone un regidor alternativo. «El diseño de la carta socialista es de vergüenza ajena. Creen que con un colaje básico colorido de los partidos será más fácil firmar», ironiza Jácome en sus redes sociales.