Condenado a seis años de cárcel por violar a una mujer a la que ofreció un masaje en O Barco

La Voz OURENSE

OURENSE

El acusado, en el juicio en la Audiencia Provincial de Ourense
El acusado, en el juicio en la Audiencia Provincial de Ourense Miguel Villar

La Audiencia de Ourense ve sólida la declaración de la víctima, que suplicó en varias ocasiones al hombre que parase

17 nov 2023 . Actualizado a las 19:26 h.

Seis años y medio de cárcel. Esa es la condena que le ha impuesto la Audiencia Provincial de Ourense a un hombre por violar a una mujer en su casa de O Barco de Valdeorras. Además de la pena de prisión, la sala de la sección segunda ha acordado la prohibición de comunicarse por cualquier medio con la víctima y de aproximarse a ella durante un período de ocho años.

El tribunal considera probado que la mujer, «amiga de una amiga» del procesado, subió durante la madrugada del 11 de septiembre del 2021 al piso del acusado para no quedarse sola y esperar a que regresase su amiga, con el objetivo de irse a dormir a su casa. Los jueces detallan en la sentencia que, debido a que se había levantado muy temprano, había estado trabajando todo el día y había consumido gran cantidad de bebidas alcohólicas, la víctima se mostró muy fatigada y mareada, por lo que el procesado se ofreció a realizarle un masaje. Para convencerla le dijo que era fisioterapeuta y la llevó a su habitación. Durante el masaje, según los hechos probados en el fallo, ella se quedó dormida y en estado de semiinconsciencia, lo que aprovechó el condenado para violarla vaginal, anal y oralmente. «Mientras esto ocurría, la afectada tuvo algún momento de lucidez en el que le decía que parara, que le dolía y que no quería, haciendo este caso omiso», detallan los magistrados.

En la resolución, ante la que se puede presentar recurso ante el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG), se subraya que como consecuencia de las lesiones que sufrió por la violación la mujer necesitó para su curación de varias asistencias facultativas.

La Audiencia de Ourense explica en su fallo que la declaración de la víctima resulta una prueba de cargo suficiente par estimar acreditada la existencia del delito de abuso sexual, al tiempo que recalca que está corroborada por las declaraciones de varios testigos y por el resultado de la prueba pericial practicada, tanto por el médico forense como por dos psiquiatras. En el juicio, el acusado había alegado que no quiso nada con la denunciante porque ella ya había estado con otro hombre aquella noche.