Un COB coral deja impronta de equipo serio en Menorca (50-74)

M. Rodríguez OURENSE / LA VOZ

OURENSE

Romaro Gill apareció para intimidar, jugando unos buenos minutos en Menorca, con tapones y alley oops.
Romaro Gill apareció para intimidar, jugando unos buenos minutos en Menorca, con tapones y alley oops. AGENCIA LOF

Dominó con autoridad en el tramo final, secando en defensa a los locales

13 nov 2023 . Actualizado a las 05:00 h.

Victoria de peso del Club Ourense Baloncesto en Menorca, que se sobrepuso a la bajas y decisiones incomprensibles —un triple de Llorente que los tres colegiados no vieron, jugada que ya se ha hecho viral— para sumar un triunfo coral y basado en la solidez defensiva. Bien es cierto que el Menorca era el segundo equipo que menos anotaba en la liga y que este domingo sufrió de paupérrimos porcentajes de tiro (3/21) de tiros de tres y 17/44 en tiros de dos, pero en parte fue por el trabajo defensivo de los cobistas. Entre ellos, un actor que hasta ahora no había tenido papel protagonista y que apareció en la pista menorquina para intimidar (cuatro tapones) y darse a conocer en la liga: Romaro Gill.

El COB comenzó bien el partido y se hubiera ido con la ventaja de 10-14 si hubieran dado el triple de Llorente. Se había quedado pillada la red, pero el balón entró limpiamente. Afortunadamente, no fue necesario, porque Ourense fue poco a poco poniéndose por delante y ya al final del primer cuarto, con una canasta de Adika, aventajaba a los locales (12-15). En el segundo episodio, Romaro Gill comenzó a dejarse ver, cogiendo rebotes ofensivos y anotando. Otra de las apariciones positivas fue la de Unai Mendicote, quien ayudó en las tareas defensivas y en el rebote. Javi López, con una penetración, seguía llevando a los suyos por delante (15-19). El juego interior cobista estuvo muy activo, con Radic sumando en ataque, aunque fallando en los tiros libres (3/8) por lo que no pudo rentabilizar las siete faltas que le hicieron. Los cobistas se iban de siete puntos (15-22, min 14).

La pegajosa defensa de Ourense, con presión a toda cancha y al hombre, fue una tortura para los locales. Su estrella, Hannah, no encontró su sitio. Habría otro triple polémico, que sí se concedió a Menorca, pese a una falta previa. Aún con esas ayudas, los locales fallaban canastas fáciles y Ourense conseguía llevar el partido como quería, cerrado y de pocos puntos. El Menorca tenía otro problema pues se ponía con tres jugadores con tres faltas antes del descanso. Stoilov les daba vida (22-25), pero Llorente mostraba su facilidad anotadora. Javi López se entendía con Radic en el clásico bloqueo y continuación para aumentar la ventaja antes del descanso.

En el tercer acto, el COB no perdió esa línea de seguridad, Hubo unos primeros minutos de igualdad (35-37) y un parcial de 9-3 de los locales, que tuvieron sus mejores momentos ante un COB que anotaba menos. Al final del período consiguió hacer un parcial de 0-7 que comenzó a romper el partido definitivamente. Se logró con un gran trabajo de Adika, también defensivo

En el último cuarto, ya no hubo color. Menorca decayó en intensidad y en el COB, Gill fue una pesadilla para los locales, quienes ya no se atrevían a tirar, y además se lucía en ataque. Con un triple de McNeilly se llegaba a la máxima ventaja de 18 a favor de Ourense, que seguiría creciendo para un final plácido, en el que incluso tuvo oportunidad de debutar en LEB Oro, Santi González, uno de los júniores que ayuda en los entrenamientos.

El COB dejó una gran sensación, de equipo que aún puede crecer y de que tiene unos buenos cimientos para hacer algo bueno en la liga.

MENORCA (50): Álvaro Sanz (8), D. Alderete (8), Tomaic (2), Omar Lo (6), Arteaga (2) -cinco inicial- Pol Molins (9), C. Hannah (4), E. Stoilov (9), P. Suárez, Á. Tamayo, J. Grandison (2).

 COB (74): Javi López (6), Palazuelos (3), Kacinas (6), Samu Rodríguez (9), Radic (9). -cinco inicial-. También jugaron: A. McNeilly (10), Mendicote (2), Llorente (13), Romaro Gill (16), Santi González.

PARCIALES: 12-15, 16-17 (28-32, al descanso), 13-18 y 9-24.

ÁRBITROS: Cañigueral, Baena y Langa de Martín. Sin eliminados.

INCIDENCIAS: Pavellón Menorca, en Mahón. Jornada 7 de la LEB Oro.