Omar Montes: el pulpo á feira de Ourense, mejor con palillo

La Voz

OURENSE

Tras su concierto del viernes, Omar Montes se quedó unas horas en la ciudad y fue al campo de la feria
Tras su concierto del viernes, Omar Montes se quedó unas horas en la ciudad y fue al campo de la feria Santi M. Amil

El cantante, que el viernes se bañó en las termas de la ciudad, también disfrutó de la gastronomía local

18 dic 2022 . Actualizado a las 11:44 h.

Cientos de jóvenes llenaron el viernes el pabellón de Os Remedios de Ourense para asistir al concierto de Omar Montes. El cantante llegó a la cita relajado, después de disfrutar de un baño en las termas de Outariz de la capital, con todo su equipo y con el alcalde, Gonzalo Pérez Jácome. Aseguró que el plan era lo mejor que le había pasado «desde los Power Rangers» y confesó que tenía planes con sus acompañantes: «Ellos quieren vinos y yo quiero pulpo. Haremos un poco de todo». Y dicho y hecho. El sábado, otra vez con el regidor como anfitrión, el artista del reguetón visitó el campo de la feria. Y allí dio buena cuenta de una ración de pulpo, en una mesa en la que no faltó la carne ao caldeiro. «Viva la feira siempre», aseguró Montes, mientras el alcalde (al que se refirió como «el presi») lo grababa. Jacóme por su parte, también lanzó un mensaje: «Que vengan todos los de España famosos aquí».

El regidor, como ya hiciera tras el baño termal, compartió con sus seguidores en redes sociales la comida. Fueron muchos los que repararon en que el cantante utilizó un tenedor para comer el pulpo á feira, algo que en Ourense algunos consideran casi un sacrilegio. Así, no dudaron en hacerle una recomendación: «Omar Montes, con palillos, con palillos». Aunque en los comentarios se hacía alusión a que ese plato tan característico de la provincia está bueno se coma como se coma, hubo quien quiso aconsejarle: «Con tenedor non é o mesmo». 

El artista aprovechó su visita para hacerse fotos con sus seguidores, cantar y bailar con ellos, recibir regalos (un joven le entregó un amuleto contra el mal de ojo) y hasta para llevarse lotería de Navidad.