Un panetone de campeonato en Ourense

María Doallo Freire
María Doallo OURENSE

OURENSE

El pastelero Yago Cid
El pastelero Yago Cid MIGUEL VILLAR

El pastelero y panadero Yago Cid, de Meraki, acaba de participar en el concurso nacional celebrado en Barcelona

12 nov 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

Aunque por su nombre el panetone parece un producto italiano, el origen de este pan dulce típico de la época navideña está en Hispanoamérica. De hecho el país que más lo produce y consume es Perú. En Ourense se puede encontrar en varias pastelerías y panaderías de la ciudad según se va acercando el invierno, pero hay una en la que han puesto un empeño especial por hacerlo perfecto. Tanto trabajan desde Meraki, que sus panetones acaban de participar en el concurso para encontrar a la mejor propuesta artesanal de España. El panadero ourensano Yago Cid viajó hasta Barcelona, donde tuvo lugar la competición, y se batió contra otros 96 profesionales de todo el país. «Estar seleccionado ya era complicado. El panetone es el producto de bollería más difícil de hacer y eso que tiene unos ingredientes básicos como yema de huevo, mantequilla, azúcar y siempre masa madre, nada de levadura, pero con unas medidas milimétricas y exactas que pueden cambiarlo todo», explica. El concurso estaba dividido en dos secciones. Por un lado competía el clásico, el de fruta, y por otro el de chocolate, que es en el que participaba Yago. En su categoría ganó Eric Ortuño, de la reconocida escuela de repostería L'Atelier de Barcelona. El mejor panetone clásico lo hizo Daniel Jordá, según los jueces. «Casualmente este pastelero fue mi profesor el año pasado. Estuve con él en su obrador durante tres días aprendiendo técnica y trucos para mejorar en la elaboración del panetone, así que me vengo contento», afirma el ourensano. «Todos comentamos que hay un altísimo nivel en cuanto a producción de este dulce en España y eso es algo muy beneficioso y enriquecedor para el sector», continúa. Todo lo aprendido en su experiencia lo volcará en Meraki, donde se zambulló en la aventura de los panetones hace tan solo tres años. «Hemos cuadriplicado la producción. Empezamos haciendo unos 200 y en el 2021 vendimos más de 800», confiesa. Porque tampoco para de trabajar para mejorar. Ahora los venden a domicilio para toda España.