En el 2021 se hicieron 323.000 pruebas diagnósticas por imagen en Ourense

La Voz OURENSE / LA VOZ

OURENSE

Imagen de archivo del TAC de Verín
Imagen de archivo del TAC de Verín SERGAS

En el cómputo no están las mamografías del cribado de cáncer de mama

09 nov 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

El año pasado, en el área sanitaria de Ourense, Verín y Valdeorras se hicieron 323.230 pruebas diagnósticas por imagen. Son sobre todo ecografías, radiografías, resonancias magnéticas y TAC. Un trabajo que realiza el servicio de Radiología, que ayer festejó su día. Y desde la Consellería de Sanidade quisieron enviar un mensaje al personal: «O departamento sanitario da Xunta quere agradecer o traballo e dedicación do conxunto de profesionais que desempeñan o seu labor nuns servizos que son prioritarios, ao confluír nos mesmos moitas das decisións asistencias dos centros hospitalarios». Es un trabajo que realizan en conjunto los técnicos de rayos y los médicos radiólogos.

Las radiografías convencionales, como puede ser la de hombro, brazo o rodilla, fueron las pruebas más demandadas. Se hicieron 214.712 en los hospitales y centros de salud de la provincia: 4.485 en el de Xinzo de Limia, 4.317 en el de Ribadavia, 4.213 en el de O Carballiño y 3.842 en el de Celanova. Otras pruebas solo se realizan en el Complexo Hospitalario Universitario de Ourense y en los hospitales comarcales de Verín y Valdeorras, entre las que se cuentan los 37.365 TAC y las 28.451 resonancias magnéticas. Además, se hicieron 33.160 ecografías y 8.772 mamografías. No se contabilizan las pruebas de radiología que se hacen en los cribados del cáncer de mama, cuyos datos se contabilizan a nivel general para toda Galicia. Se trata de pruebas que se hacen a personas que se presumen sanas y no porque haya sospecha de una patología.

Además, el servicio de Radiología del área sanitaria realizó 770 intervenciones de tipo vascular el año pasado.

Un servicio que se verá reforzado con nuevas adquisiciones

A lo largo de este 2022 y, sobre todo, en el 2023, el servicio verá renovado y ampliado su catálogo de aparatos con los que trabajar, entre los que destaca la adquisición de un tomógrafo computarizado de tecnología espectral, lo que supondrá un cambio significativo en la calidad de la imagen y el tipo de pruebas que se podrán hacer. «Lo que veremos con el nuevo TAC es como pasar de la fotografía al cine», en palabras de Manuel Fernández Carrera, jefe de Radiología del CHUO.