Cabezas recibe el respaldo de los alcaldes de Alicante, Estepona y Pozuelo de Alarcón

La Voz OURENSE

OURENSE

Reunión de Baltar y Cabezas con los alcaldes de Alicante, Estepona y Pozuelo de Alarcón.
Reunión de Baltar y Cabezas con los alcaldes de Alicante, Estepona y Pozuelo de Alarcón. CEDIDA

El candidato del PP ourensano se reunió con los regidores como aperitivo a la reunión de hoy de la FEMP en Vigo

25 oct 2022 . Actualizado a las 17:41 h.

Manuel Cabezas, alcalde de Ourense entre los años 1995 y 2007 y candidato del PP en las elecciones del próximo mes de mayo, tomó ejemplo de otros regidores de referencia para el partido en una reunión en la que también estuvo presente el líder provincial de los populares y presidente de la Diputación, José Manuel Baltar.

El encuentro tuvo lugar como aperitivo a la sesión que la Junta de Gobierno de la FEMP (Federación Española de Municipios de Provincias) celebrará este martes en Vigo. Cabezas se vio con los alcaldes de Alicante, Luis Barcala, de Estepona, José María García Urbano, y de Pozuelo de Alarcón, Susana Pérez.

El exregidor ourensano recordó que en su etapa al frente de la Alcaldía fue miembro de la FEMP durante cuatro años. «Coñezo o papel que pode xogar esta federación e a importancia do municipalismo, unha experiencia integrada no actual proceso de deseño do novo proxecto de cidade para Ourense», explicó el candidato popular. Baltar destacó, por su parte, la importancia de este tipo de reuniones «para compartir experiencias e exemplos de boas prácticas que permiten seguir progresando na optimización dos potenciais dos nosos territorios».

Manuel Cabezas: «En Ourense hace falta una mayoría absoluta o un gran pacto PP-PSOE»

miguel ascón

Manuel Cabezas Enríquez (Ourense, 1953) fue alcalde de la tercera ciudad de Galicia entre los años 1995 y 2007. «Para mí era una etapa que ya estaba cerrada», admite el exregidor, que asegura que se ha visto obligado a regresar a la política empujado por la situación de «emergencia democrática» que vive Ourense.

—Cuando el PP entregó la alcaldía a Jácome, usted lo vivió como un ciudadano más. ¿Qué le pareció aquella decisión?

—Desconociendo las tripas de aquella negociación, a mí me parecía algo que no era muy vendible desde el punto de vista político. Ahí hubo un juego de negociaciones por unos y por otros y lo que no hubiese hecho el PP lo habría hecho otro partido, estoy convencido. A mí no me gustaba y yo aquello lo veía bastante inestable desde el principio. Pero creo que la voluntad de las personas que pactaron era poder trabajar por la ciudad. Siempre he sido partidario de que la lista más votada sea la que gobierne y en aquel momento seguramente todo hubiese sido más fácil si el PP gobernase la Diputación y el PSOE el Ayuntamiento. Pero eso que yo pienso es muy difícil de poner en práctica, como se ha podido ver.

Seguir leyendo