El COB se queda corto ante un Donostia con mayor temple

OURENSE

Santi M. Amil

Los hombres de Guillermo Arenas se difuminaron en el tramo final del choque

07 oct 2022 . Actualizado a las 23:48 h.

La adrenalina del regreso a la LEB Oro no le bastó al Club Ourense Baloncesto para doblegar a un Gipuzkoa Basket mejor armado y con galones de gallito del grupo. Los visitantes decidieron en la segunda mitad:

La primera entrega comenzó con un juego deslavazado en ambos bandos y, tras un fallo inicial en cada canasta, el joven Tomás Chapero estrenó el casillero de puntos de la temporada. Mostró así que estaba dispuesto a reclamar protagonismo desde el arranque del curso. No bastó. A los ourensanos les costaba anotar con fluidez y también concedían demasiado en defensa. Por si fuera poco, la segunda falta de Willett los dejó sin más referencias en el tiro que los dos triples de Chaz Williams. Menos mal que otra doble infracción de Mario Delas también hizo mella en el arsenal de los vascos. El cuarto terminó con la primera canasta de Aboubacar, que intentaba aportar en ataque, tras su irregular pretemporada, pero los forasteros forzaron el 16-16 antes de completar esos diez minutos.

En el segundo capítulo del choque, los cobistas sacaron partido de su segunda unidad. Pilepic anotó siete puntos y Peciukevicius fue entrando en calor, hasta formar una línea exterior más aguerrida en defensa con Chaz Y con Chapero levantando al público gracias a un par de mates. El argentino ha llegado crecido tras sus minutos en la absoluta de su país y los hombres de Guillermo Arenas alcanzaban un nivel de intensidad que contagió a su público con una espectacular anotación de Nogués, en plena caída. De todos modos, el 32-24 a poco menos de dos minutos del descanso se convirtió en un 32 -31, al marchar hacia los vestuarios. La ventaja se había esfumado.

En el tercer acto llegó el momento de Willett, que comenzó a meterlas de todos los colores, pero coincidió con el mejor momento de los guipuzcoanos, que parecían haber entendido lo que les pedía desde el banquillo Lolo Encinas. Aitor Zubizarreta y Mario Delas martillearon el aro de los locales y dos encestes seguidos del interior croata elevaron al electrónico un descorazonador 46-53, antes de cerrar ese episodio con el 48-56.

Para los diez minutos finales, el COB apeló a la energía y un triple de Nogués volvió a levantar al público (53-56). Había partido. Pues no, fue solo un espejismo. Los visitantes tiraban de la mano de Mikel Motos para marcar el ritmo preciso y los de casa no encontraban la forma de desestabilizar más el enfrentamiento, porque su rival movía mejor el balón y firmaba canastas fáciles. Chaz Williams apretó los guarismos con 56-63, pero un dos más uno del citado Motos dictó sentencia. Al equipo de Arenas le faltó algo más de empaque y quizás unas cuantas sesiones de trabajo. Apenas empezamos.

COB (62): Williams (8), Ventura (0), Willett (16), Gjuroski (5), Chapero (8) —quinteto inicial—, Pilepic (7), Del Águila (0), Nogués (7), Aboubacar (7) y Peciukevicius (4).

GBC (68): Zubizarreta (14), Jarworski (14), Martínez (9), Beraza (2), Delas (9) —quinteto inicial—, Oroz (4), Motos (4), Jakstas (8), Carene (0) y Sollazzo (4).

PARCIALES POR CUARTOS: 16-16, 16-15, 16-25 y 14-12.

ÁRBITROS: Carrera Rosdevall, Marqueta Gracia y Calvo Aceña.

INCIDENCIAS: Pazo Paco Paz, gran ambiente en la apertura de la temporada en la LEB Oro, superando los 2.000 aficionados en el polideportivo ourensano.