El Ourense CF perdió los primeros puntos de la temporada ante el Rayo Cantabria

OURENSE

Nacho Fariña defiende un balón
Nacho Fariña defiende un balón Miguel Villar

La diana de Borja Domingo no bastó para remontar los tantos del rival: 1-2

04 sep 2022 . Actualizado a las 19:38 h.

El Ourense CF pagó la novatada y cedió los puntos ante un rival muy joven, el Rayo Cantabria, con tablas en la categoría y con mucha calidad en las piernas de varios de sus jugadores.

Se plantaron mejor de salida los hombres de Rubén Domínguez, con Amin creando peligro con sus diagonales desde el perfil zurdo. La presión de los locales incomodaba a su adversario, pero después de pedir falta en un derribo al citado atacante, lo que sí señaló el berciano Álvarez Rodríguez fue el penalti por una inocente entrada de Jerin al gambeteo del hábil Dalisson. El interior izquierdo del filial santanderino ejecutó el disparo desde los once metros y adelantó a los suyos antes de que se cumplieran los primeros diez minutos del choque.

Fue una estocada que desorientó a los de casa y, a partir de ese momento, se mostraron más indecisos a la hora de maniobrar en la parcela ancha, donde los jóvenes dirigidos por Ezequiel Loza (exzaguero del CD Ourense) recuperaban el esférico con mayor facilidad y exprimían la movilidad del citado Dalisson, de Yeray y de Jorge Delgado.

La primera réplica llegó en un chut de Hugo Sanz desde la banda siniestra, que terminó en la red, mientras que el omnipresente Dalisson y Álvaro Martín —en una estrategia— también intimidaron en la portería de Marqueta. Amín y el lateral forastero, Jorrín, también hicieron trabajar a los arqueros antes de llegar al descanso de una contienda que seguía abierta.

Aún así, el retorno fue demasiado costoso para los ourensanos. Una conducción de Dalisson por el carril central habilitó a Mario García, otra vez por el costado zurdo, y el lateral sorprendió a Marqueta con su disparo: 2-0.

No se hundió, ni mucho menos el elenco arengado por Rubén y dio rienda suelta a sus mejores minutos, una vez que se dieron cuenta de que los centros al área y los remates por alto podían hacer sufrir a un filial con pocos centímetros en su tabla de altura. Nacho Fariña, Jerin y Manu Rodríguez pusieron cerco a la meta de Pablo Díez, con buenas opciones para anotar y el triple cambio le dio un cariz más atacante al Ourense CF. Uno de los recién incorporados fue Borja Domingo, que cabeceó de modo impecable un servicio de Hugo Sanz: 1-2 y media hora por delante.

Amín, en dos oportunidades más, y el propio Borja dinamitaban la defensa cántabra y al visitante le temblaban las piernas, pero el carrusel de cambios enfrió esa andanada y los suplentes le dieron más energía al equipo que guardaba la renta. Eso sí, solo una galopada del recién incorporado Jeremy, puso en apuros a los de casa, que siguieron percutiendo con más tesón que fuego certero en el asedio a Pablo Díez. Dos cabezazos de Expósito y Ebuka fueron los últimos alientos del ataque local, que debe tomar nota para las próximas jornadas. Su tono no fue malo, pero los picotazos del oponente fueron letales.

OURENSE CF (1): Marqueta, Isra (Arribas, min 59), Portela (Expósito min 82), Ebuka, Hugo Sanz, Manu Rodríguez (Varela, min 59), Jerin, Tiago, Nacho Fariña (Alberto Gil, min 74), Gabri Palmás (Borja Domingo, min 59) y Amin.

RAYO CANTABRIA (2): Pablo Díez, Jorrín, Mirabeix, Álvaro Martín, Mario García, Álvaro Gete, Diego Campo (Mateo, min 70), Izan (Carrascal, min 61), Dalisson (Casar, min 83), Yeray (Neco Celorio, min 83) y Jorge Delgado (Jeremy, min 83).

GOLES: 0-1, min 10: Dalisson, de penalti; 0-2, min 47: Mario García; 1-2, min 63: Borja Domingo.

ÁRBITRO: Álvarez Rodríguez (Castilla León). Le protestaron el penalti a favor de los visitantes y otro presunto derribo a Amin dentro del área.