La exportación palió el impacto del covid en el polígono de San Cibrao

Rubén Nóvoa Pérez
Rubén Nóvoa OURENSE / LA VOZ

OURENSE

El polígono de San Cibrao cuenta con más de 400 empresas en sus instalaciones
El polígono de San Cibrao cuenta con más de 400 empresas en sus instalaciones Santi M. Amil

Siete de cada diez empresas mantuvieron  o subieron sus ventas en el exterior en plena pandemia

25 feb 2022 . Actualizado a las 09:13 h.

La pandemia se convirtió en una prueba de estrés para las empresas a nivel global. El polígono de San Cibrao das Viñas, el primero de la provincia y uno de los más importantes de Galicia, no fue una excepción. Conocer ese impacto real del covid-19 en la facturación y en la línea de negocio de las compañías asentadas en este polo industrial fue el motivo que aceleró la revisión del estudio El Polígono en cifras, una iniciativa que desarrollan la asociación empresarial con el apoyo de la Diputación de Ourense y de un equipo de la Universidad de Vigo.

 La primera edición fue la del 2018 y cuatro años y una pandemia después se presentó un nuevo balance. «Es un baño de realismo, pero también una llamada al optimismo», resumió el presidente de la asociación empresarial, José Antonio Rodríguez Araújo. De acuerdo con los datos de este observatorio que se dieron a conocer este jueves, el polígono de San Cibrao das Viñas ha logrado mantener de manera estabilizada las cifras de empresas (420) y de empleados (8.350) pese a la pandemia. La cifra de negocio de todas esas sociedades se situó en 1.743 millones de euros, mientras que el grado de ocupación es del 93 % para una superficie de 4,8 millones de metros cuadrados.

¿Cómo afectó la pandemia a esas empresas? El responsable del estudio, Andrés Mazaira, fue el encargado de presentar los datos y destacó que «una de cada dos empresas consiguió mantener su facturación». Otros indicadores positivos, de acuerdo con los datos recabados entre las firmas asentadas en el polígono de San Cibrao, es que tres de cada cuatro sociedades que vieron reducida su facturación ya la han recuperado o esperan hacerlo a lo largo de este 2022.

El mercado internacional se convirtió en un balón de oxígeno para el tejido empresarial ourensano durante la pandemia. De hecho, en el 2021 se batió el récord histórico de exportaciones en la provincia de Ourense al superarse el listón de los 1.000 millones de euros de negocio lejos de nuestras fronteras. Las empresas del polígono de San Cibrao también han seguido esa tendencia. Tres de cada cuatro de las firmas exportadoras con sede en esta área industrial han sido capaces de mantener o de aumentar su facturación global. «Es una buena prueba de la capacidad competitiva de nuestras empresas», señaló Andrés Mazaira.

La dificultad durante la pandemia fue notable, sin embargo, para la mayoría de los asociados. El 75 % tuvo que suspender su actividad y la mitad se vieron obligados a realizar un ERTE. De hecho, el 8 % aún lo mantenían en septiembre del 2021. A la hora de poner nombre a las principales complicaciones para el empresario derivadas de la crisis sanitaria, destaca la gestión de los empleados al tener que implantar el teletrabajo. Para el 63 % se convirtió en un proceso muy complejo. El 54 % tuvo problemas de abastecimiento de materias primas, mientras que el 52 % sufrió un incremento de la complejidad de sus procesos. El presidente de la Diputación de Ourense, José Manuel Baltar, considera que el observatorio del polígono de San Cibrao arroja unos datos positivos y que deja a las claras cuáles son sus potencialidades. «Os datos reflicten a súa verdadeira dimensión, diversidade e dinamismo», concluyó.

La pérdida de empleo derivado de la pandemia fue menor del que en un primer momento esperaban los empresarios de San Cibrao. Los ERTE se convirtieron en una herramienta eficaz, que permitió que en el 78 % de las empresas de la zona industrial se mantuviera estable la nómina de trabajadores.

Andrés Mazaira, Pedro Fernández, José Manuel Baltar y José Antonio Rodríguez presentaron este jueves el informe
Andrés Mazaira, Pedro Fernández, José Manuel Baltar y José Antonio Rodríguez presentaron este jueves el informe

Más de la mitad de las sociedades han invertido en tecnologías emergentes

La transformación digital se ha convertido en uno de los mantras del empresariado. Actualizarse para no perder el ritmo de un mercado cada vez más globalizado y competitivo es una realidad que no le es ajena a cada vez más empresarios en el polígono de San Cibrao. De acuerdo con el informe presentado este jueves, el 56 % de las empresas han invertido en tecnologías emergentes en los últimos años, siendo las herramientas dirigidas a la realización de análisis de tratamiento de datos para la toma de decisiones y la automatización las que se han llevado una mayor parte de ese dinero. En esa clave digital también es destacable que el 52 % posee un responsable específico de la parte digital del negocio y que una de cada tres cuenta con un espacio propio para la comercialización de sus productos en internet. La valorización de las habilidades digitales de los candidatos se ha incorporado también a los procesos de selección de forma mayoritaria, según recoge el informe.

Diversidad

Entre las grandes magnitudes que deja el principal polígono industrial de la provincia de Ourense, los redactores del estudio destacaron el elevado número de actividades empresariales que en él se desarrollan. Son un total de 658. La más frecuente se agrupa en el epígrafe de actividades comerciales, restaurantes, hospedaje y reparaciones. Suponen el 41 % del total. Los servicios a empresas y alquileres son el 21 %, mientras que la industria acapara el 19 % de los negocios operativos en el polígono de San Cibrao das Viñas. «Es una palanca de crecimiento para la provincia», concluyó Andrés Mazaira.