Ramón Conde emociona en el Casino de Santiago

La Voz OURENSE / LA VOZ

OURENSE

XOAN A. SOLER

El escultor ourensano propone una exposición que irá cambiando de piezas y de historias a lo largo del año

17 ene 2022 . Actualizado a las 15:00 h.

Un gigante levanta una trampilla que permite entrar en otro mundo y contemplar una serie de personajes que en ese momento se despiertan y, sorprendidos, cada uno reacciona de diferente forma. Ese es el guion del cuento que el artista Ramón Conde escribe mediante cuatro esculturas en el Casino de Santiago: Pórtico, Desafío, Soberbia y Vigía. Supone el relato inicial porque irá mudando a lo largo del 2022 cada dos meses a través de medio centenar de piezas. «Serán siempre exposiciones con una pequeña historia», afirma el artista, que por primera vez exhibe su obra en una cafetería, lo que también ha marcado, según apuntó en la inauguración, el tipo de piezas que incluye. 

«No quiero convertir la cafetería en una sala de exposiciones, sino incluir una serie de personajes que acompañen a la gente. Lo que sí pretendo es que tengan la suficiente entidad, presencia, para que este lugar no las anule», detalló, apuntando que habrá muchas piezas inéditas a lo largo del año.

Durante la inauguración de la muestra, Ramón Conde, explicó que su objetivo ha sido siempre utilizar el arte como un elemento para comunicar emociones, apuntando que «sempre tratei de reflectir os sentimentos que tiña en cada momento». Todo ello utilizando una estética muy peculiar y definida. Sus seres voluminosos tienen sus raíces en el paisaje gallego, concretamente, en las montañas poderosas y redondeadas de Ourense, el paisaje de la infancia del artista. «Es algo muy suave pero, al mismo tiempo, aporta una gran sensación de fuerza», añadió el autor, explicando que tomó conciencia de ello durante su etapa en Houston (Estados Unidos).