La depuradora de Reza destinó 1,8 millones a fomentar la economía circular

Rubén Nóvoa Pérez
rubén nóvoa OURENSE / LA VOZ

OURENSE

Santi M. Amil

Recuperó compuestos de alto valor añadido a partir de corrientes residuales

03 feb 2022 . Actualizado a las 18:26 h.

La estación depuradora de agua dio este martes por finalizado un ciclo de tres años de investigación para convertir la EDAR, gestionado por Viaqua, en un referente en economía circular. En un acto oficial se clausuró la unidad mixta Cigat Biofactoría que movilizó durante ese período más de 1,8 millones de euros y supuso once puestos de trabajo cualificados, siendo cuatro de ellos de nueva generación. Este centro de investigación permitió validar dos nuevas tecnologías aplicadas a diferentes sectores industriales, gracias a la colaboración de empresas del mercado gallego.

La primera de ellas permitió generar ácidos grasos volátiles a partir de fangos producidos por la EDAR de Ourense y de efluentes líquidos del sector conservero de pescado y mariscos (Conservas Dardo, Atunlo y Nidal) y del sector lácteo (Capsa-Food). Este tipo de ácidos son compuestos con base de carbono capaces de sustituir las materias primas fósiles y de gran interés para industrias como la petroquímica, de lubricantes o plásticos. La segunda tecnología se centra en la obtención de compuestos con propiedades antioxidantes, en concreto polifenoles, a partir de los residuos generados en el sector vitivinícola (Bodegas Martín Códax) y el aceitero (Borges). Las propiedades antioxidantes de estos compuestos hacen que sean productos de alta demanda y de gran interés para sectores como el farmacéutico, cosmético o alimentario. «Estamos ante un modelo consolidado y exitoso de colaboración público-privada que ha apostado por la evolución de la modernización del tejido productivo gallego, promoviendo nuevos modelos de negocio basados en la economía circular y el residuo cero», explicó Teresa Alvariño, gerente de Cetaqua Galicia.

Marcos Martín, director general de Viaqua, destacó que la compañía apuesta por el desarrollo y la innovación. «Son una palanca fundamental para afrontar retos presentes y futuros», señaló. En el acto también participó el vicepresidente económico de la Xunta, Francisco Conde. «Esta unidad permite convertir las EDAR en auténticas biofactorías en la búsqueda del modelo de residuo cero», señaló.