Ampliar la uci de Ourense costará 9,4 millones y estará lista en dos años

María Cobas Vázquez
maría cobas OURENSE / LA VOZ

OURENSE

SERGAS

La unidad de críticos pasará de 20 a 33 camas, divididas en tres módulos

24 sep 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Con la irrupción de la pandemia del coronavirus y el confinamiento, las operaciones quirúrgicas no urgentes se suspendieron. De esta forma, se liberaban camas no solo en la uci sino también en reanimación, que es el área a la que se derivan los pacientes tras una intervención quirúrgica. Fue una situación excepcional que se produjo en la primera ola, cuando había que estar encerrados en casa. Pero evidenció que la uci del CHUO (los hospitales comarcales no tiene unidad de críticos) se había quedado pequeña para atender a una población de más de 306.000 habitantes.

«Es una uci muy antigua, con más de 20 años, fruto de la fusión del 2007 de los hospitales Cristal (que tenía 12 camas) y el Santa María Nai (que tenía 10)», explicaba en junio del 2020 Víctor López Ciudad, jefe del servicio. La actual uci del CHUO tiene 20 camas y solo dos boxes de puerta cerrada, de ahí que fuese necesario habilitar la zona de reanimación para poder mantener separados a los pacientes con covid de los que estaban en críticos por otra situación (y así evitar contagios). El verano pasado ya estaban trabajando en diseñar la nueva unidad de críticos, que ahora está más cerca de convertirse en realidad. El Consello da Xunta aprobó ayer el expediente de contratación del proyecto, ejecución y dirección facultativa de reforma de la uci. Costará 9.441.868 euros, y el plazo de ejecución es de 21 meses.

El proyecto permitirá triplicar el espacio actual de la unidad de cuidados intensivos, que ampliarán sus márgenes dentro de la cuarta planta del edificio Cristal. Y también se incrementará el número de camas, que pasarán a ser 33. «Será practicamente a mesma uci que temos en Vigo [no hospital Álvaro Cunqueiro], que é a mellor uci que temos en Galicia», remarcó el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, en la rueda de prensa para dar a conocer los acuerdos del Consello da Xunta.

Se adaptarán espacios para la implantación de tres módulos. Cada uno será independiente, por lo que «os iremos entregando de 10 en 10 [camas]», según dijo Feijoo, tal y como vayan estando las obras listas, que se acometerán, añadió, entre este año y el 2023. Cada módulo tendrá sus correspondientes espacios asistenciales y administrativos de apoyo. Serán boxes individuales, es decir, cada paciente tendrá algo parecido a una habitación propia, pero con paredes de cristal para que desde el panel de control puedan los sanitarios tener acceso visual a todos.

Las obras presentan una alta complejidad, reconoció Feijoo, porque se desarrollarán en el mismo núcleo del hospital, donde se sitúan las dos unidades de críticos: uci y reanimación. Como habrá espacios reservados para pacientes contagiosos (es decir, con covid o cualquier otra enfermedad con alta transmisibilidad), la uci tendrá una climatización especial, aislada de la del resto del hospital. Además, será preciso actuar en las fachadas, interviniendo en dos edificaciones actualmente separadas.

Son obras complejas que, además, se llevarán a cabo con la uci funcionando. Eso traerá incomodidades durante los próximos meses, avanzó Feijoo, que en todo caso pidió comprensión a los pacientes y al persona, para después remarcar que estaba seguro de que la iba a tener.

La ampliación de la uci es una inversión que complementa otras anunciadas para la provincia en materia sanitaria. La más importante es la partida de 52,6 millones para la construcción de una nuevo edificio de hospitalización en el CHUO y la reforma del hospital materno-infantil. Además, ya se licitó también le proyecto arquitectónico para reformar el centro de salud Nóvoa Santos.