Los turistas quieren lotería de Navidad ourensana en pleno mes de agosto

LÚA RODRÍGUEZ / R. N. P. OURENSE / LA VOZ

OURENSE

Los décimos de Navidad ya se venden para turistas en Ourense
Los décimos de Navidad ya se venden para turistas en Ourense BRAIS LOUREDA

Las administraciones han notado un incremento en las ventas este verano

28 ago 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Ourense no ha parado de recibir turistas este verano y esto se ha notado en la hostelería, en las tiendas e, incluso, en las administraciones de loterías. Camisetas, postales, llaveros y algún décimo de Navidad son un buen recuerdo de la ciudad. «Nos hemos dado cuenta de la llegada de turismo nacional. Por aquí han pasado visitantes de todas partes de España, incluso a personas de provincias gallegas que otros años no venían», apunta Kike Mugüerza, propietario de la administración número ocho de Ourense.

Como cada año, antes de la llegada del verano, las administraciones de la ciudad comenzaron a recibir en pleno mes de junio los primeros décimos de la lotería de Navidad. Con la pandemia del coronavirus, las cosas se complicaron para estos establecimientos el año pasado, que notaron la fuerte caída que hubo en lo que se refiere a la venta de boletos entre los turistas. «El 2020 era especial. Tan pronto no vendías nada, como de repente no dejabas de vender», explica Jorge Anta, administrador de la número dos de Ourense.

Este año, el turismo ha incrementado las ventas de estos décimos, sobre todo en el mes de agosto. «En ventanilla, las dos semanas pasadas fueron las de más volumen. Ahora también se está vendiendo a gente de afuera, pero no hay tanto movimiento», aclara Jorge Anta. Sin embargo, el número de décimos que compra cada persona ha caído notablemente. «Creo que eso va relacionado con la pandemia y la crisis. Antes la gente llevaba más cantidad para repartir con su familia. Ahora compran más para ellos o para los más cercanos», comenta Anta. De todas formas, todavía hay quienes siguen comprando en grandes cantidades. «Un cliente se llevó ochenta décimos para sus familiares», asegura Muguerza. Otros los venden en sus ciudades natales. «Hay gente que compra grandes cantidades porque, por ejemplo, tienen un bar en Barcelona donde ofrecen estos décimos ourensanos», explica el propietario de Anta.