Marisa Crespo, cardióloga en el Chuac: «Es necesario que el paciente sepa que puede ayudar a su propio corazón»

Pablo Varela Varela
pablo varela OURENSE / LA VOZ

OURENSE

CESAR QUIAN

Crespo, ourensana nacida en Cea, aboga por tratamientos individualizados contra la insuficiencia cardíaca

16 ago 2021 . Actualizado a las 17:16 h.

«El corazón es un órgano vital, y se puede estudiar muy bien». La ourensana Marisa Crespo Leiro (Santrós, Cea, 1961) dirige la Unidad de Insuficiencia Cardíaca y Trasplante Cardíaco en el Chuac, desde la cual coordinó un registro europeo de pacientes con insuficiencia cardíaca. Referente mundial en su ámbito -en octubre del año pasado fue nombrada miembro internacional honorario de la Heart Failure Society of America- y jefa de grupo del CiberCV en el centro sanitario coruñés, habla y piensa constantemente en plural. «Lograr que un trasplante tenga éxito es un trabajo de todo el hospital. No es posible lograrlo si no se hace en equipo», recalca.

-¿Por qué se decantó por la cardiología?

-Cuando estudiaba Medicina entendí que era lo que más me gustaba. Hay muchas posibilidades para estudiar con minuciosidad el corazón e identificar los aspectos a mejorar, consiguiendo así mejorar la supervivencia y la calidad de vida de los pacientes. Esto supone una gran satisfacción para ellos y también para nosotros.

-Usted realizó su MIR en Madrid hasta el año 1991. ¿Cómo recuerda la especialidad por aquel entonces?

-Tuve la oportunidad de hacerlo en la Clínica Puerta de Hierro de Madrid. Para mí, fue como estar en el lugar apropiado y en el momento oportuno. Por aquel entonces era el centro de referencia en España en trasplante de corazón, con mucha actividad. Tener mentores como Luis Alonso-Pulpón me ayudó, porque contagiaba su entusiasmo e interés. El trasplante es el tratamiento de elección para pacientes con insuficiencia cardíaca avanzada, en ausencia de contraindicaciones.