Feijoo, sobre el certificado de vacunación en la hostelería: «Era iso ou pechar»

La Voz OURENSE

OURENSE

ANA VARELA

El presidente de la Xunta cree que normalizar al sector aporta beneficios a la sociedad

27 jul 2021 . Actualizado a las 18:10 h.

El presidente de la Xunta de Galicia considera que la evolución de los contagios por coronavirus en Galicia está dentro de lo previsto y destaca que ya se está constatando que se empieza a controlar la situación, con un horizonte que parece claro: «Semella que a curva estará controlada a finais da semana que vén e logo xa quedará evolucionando en situación de meseta, para logo comenzar a baixar». Alberto Núñez Feijoo se refirió a la situación del coronavirus en Galicia durante el acto de inauguración del nuevo albergue de peregrinos de A Gudiña.

Destacó que el incremento de casos nuevos está focalizado en una franja de edad muy concreta, de los 16 a los 20 años, y que el número de positivos equivale a un porcentaje de 3.000 contagios sobre 100.000 habitantes. También es preocupante la evolución en la franja de 20 a 29 años, aunque en menor medida. Reiteró que la solución está en la vacunación pero que no se puede realizar en la medida que desearía la Xunta por falta de suministros. Señaló que para la semana están citados 17.000 jóvenes de entre 16 y 20 años para ser vacunados, el cupo se organizó en base a las huecos que fueron quedando, por falta de asistencia en las vacunaciones ya programadas. 

En relación a la decisión adoptada para facilitar el trabajo en la hostelería, Feijoo tiene claro cuál era el dilema: «Ou iso ou pechar». El presidente de la Xunta reconoció que lamenta el trabajo extra al que tiene que enfrentarse la hostelería -pedir el certificado de vacunación o la PCR para acceder al interior de los locales- pero recordó que «a outra opción era pechar» y que no era lo que se deseaba desde la Xunta. El presidente del Gobierno gallego incidió en el valor que presenta para Galicia la hostelería, como punto de encuentro, de reunión y de socialización, y aseguró que la normalización de su actividad aporta un valor añadido al deseo de volver a la normalidad