La Diputación de Ourense se marca el objetivo de «reagrarizar» la economía de la provincia

Miguel Ascón Belver
Miguel Ascón OURENSE

OURENSE

Andrés Mazaira y José Manuel Baltar, en la presentación del último estudio del Observatorio Económico Ourensán
Andrés Mazaira y José Manuel Baltar, en la presentación del último estudio del Observatorio Económico Ourensán Alberte Paz Garza

El Observatorio Económico Ourensán destaca que ya hay casi ocho mil trabajadores vinculados al sector del «empleo verde»

01 jul 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Esta misma semana el Grupo Cuevas hacía balance del año 2020, un ejercicio en el que marcó un récord histórico de empleados, alcanzando un pico de 700. Es uno de los ejemplos más destacados del llamado «empleo verde», pero en la provincia ya hay 294 empresas vinculadas a ese sector. El último informe del Observatorio Económico Ourensán hace hincapié en la expansión de este tipo de actividades y el presidente de la Diputación, José Manuel Baltar, se marcó el objetivo de «construír un novo modelo de crecemento económico» basado en esta nueva realidad.

El máximo responsable de la institución provincial cree que, en el actual contexto global, el empleo verde, el sector agroalimentario y la alimentación deben ser ejes prioritarios de actuación y, de hecho, tienen «encaixe» en los objetivos que la Unión Europea se ha marcado para el reparto de los fondos Next Generation. La meta es «reagrarizar Ourense», dijo Baltar, que matizó se hará «sen desatender á reindustrialización». En todo caso, el presidente de la Diputación dijo que Ourense debe convertirse en una «despensa de produtos naturais». La institución provincial tendrá una «actitud proactiva» en esta causa, aunque será necesaria la colaboración público-privada, explicó el presidente.

Datos

Baltar hizo estas declaraciones con motivo de la presentación del último informe del Observatorio Económico Ourensán, centrado en el análisis del peso que el empleo verde tiene en la provincia. Junto al presidente estaba el coordinador de ese grupo de estudio, el profesor universitario Andrés Mazaira, que fue el encargado de detallar los datos obtenidos. Fue una investigación compleja porque no existe un código CNAE concreto para agrupar a las empresas del sector y el Eurostat solo ofrece datos a nivel nacional, ni siquiera autonómico.