El Gobierno, dispuesto a reforzar la vigilancia policial en Ourense ante el botellón

Pablo Varela Varela
pablo varela OURENSE / LA VOZ

OURENSE

El Concello estudia prohibir beber y comer en vía pública de madrugada

30 jun 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Las aglomeraciones del pasado fin de semana a causa del botellón en localizaciones de la ciudad de Ourense como la plaza de As Mercedes siguen coleando. El subdelegado provincial del Gobierno, Emilio González Afonso, confirmó que el jueves mantendrá una reunión con representantes de la Policía Nacional y, previsiblemente, también la Local, para abordar operativos conjuntos ante el problema.

«Lo que se vio en las noches del viernes y el sábado posiblemente desbordó», afirma González Afonso. Sin embargo, aunque el ocio nocturno está a las puertas de reanudar su actividad, el botellón se hace sentir también entre semana en localizaciones como la parte trasera del Auditorio Municipal, donde se detectó algún grupo en la madrugada del lunes al martes.

Telmo Ucha, concejal encargado del área de Seguridad Ciudadana, afirma que «si bien es cierto que no hay una ordenanza antibotellón, existe la regulación expresa del nivel de ruido, la normativa sanitaria...». Es decir, que habría un marco legislativo al que agarrarse para actuar. Con todo, desde la Subdelegación de Gobierno entienden que una regulación a escala municipal daría una consistencia extra a las fuerzas policiales. «El Concello tendría que hacer normas específicas para controlar el botellón», concluye González Afonso. En este sentido, el alcalde de la ciudad, Gonzalo Pérez Jácome, notificó que el gobierno local «está estudiando la posibilidad de prohibir beber y comer en la vía pública, de diez de la noche a seis de la mañana».