Fumega: «Se arreglaron en torno a 40 calles que estaban en muy mal estado»

Cándida Andaluz Corujo
c. andaluz OURENSE / LA VOZ

OURENSE

MIGUEL VILLAR

El alcalde de O Carballiño defiende la gestión y la oposición habla de inacción

17 jun 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

El alcalde socialista de O Carballiño (14.089 vecinos), Francisco Fumega (PSOE), señala que en los dos últimos años la pandemia ha mermado tanto el presupuesto municipal como los trabajos que se han podido hacer desde el consistorio, y explica que se ha tirado de remanente para poder llevar a cabo obras, muchas de ellas esenciales. Al gasto para dotar el municipio de medios contra el covid, como ayudas a la restauración o al comercio, se sumó la falta de ingresos de servicios que no se pudieron realizar. Buena parte de los proyectos se han centrado en la puesta a punto del saneamiento y abastecimiento ya que, afirma el regidor, muchas infraestructuras tenían más de cuatro décadas y rompían de forma continua. «Se arreglaron alrededor de 40 calles que estaban en muy mal estado», afirma Fumega. Unos trabajos poco visibles pero necesarios, dice, antes de poder realizar trabajos de superficie.

Como proyecto estrella está el que será el futuro centro de salud integrado de la localidad. El Concello ha comprado los terrenos. También se ha tenido que actuar para cumplir las resoluciones de legalidad urbanística, que obligan a tirar el actual local de Protección Civil y buscar otra ubicación, o a retirar un ático de un edificio de la calle principal. A esto hay que añadir el contencioso del tanatorio, que con toda seguridad se tendrá que derribar.

Francisco Fumega añade como proyecto de futuro el inicio de las obras para convertir la antigua estación de autobuses en un espacio sociocultural. Comenzarán en el 2022 y será sede, entre otras cosas, de la Casa da Xuventude o de Asdifica. En pocas semanas comenzará el arreglo del paseo del Arenteiro, se cambiarán las luminarias a LEDs y se dotará al casco urbano y al polígono de Internet de alta velocidad. Finalmente está en marcha el proceso para convertir la Fábrica de papel en un museo.

La edil del BNG de O Carballiño, Sofía García, afirma: «A xestión do equipo de goberno do Concello do Carballiño é decepcionante, non temos un equipo de goberno cohesionado que teña un proxecto potente para O Carballiño. Temos un goberno soberbio que non ten en conta as propostas en positivo que fai a oposición, aínda que se aproben en pleno por unanimidade non son executadas posteriormente».

Por su parte, Adolfo Nogueira, de Espazo en Común señaló: «Fueron dos años de retroceso absoluto, donde se están incumpliendo todo las ideas con las que Fumega llegó a la alcaldía. Se privatiza todo, se entregan a empresas todos los servicios, se maltrata al personal. Como proyecto de pueblo no vemos nada solo orquestas, asfalto y farolas».

El portavoz del PP, Ricardo Perea, explica: «Dous anos marcados pola inacción, polo abandono absoluto, e polo esquecemento das promesas feitas. Contando con maioría absoluta, con máis cartos ca nunca, e incluso co noso apoio durante a pandemia, foron incapaces de facer fronte as necesidades da veciñanza».