Un colegio de Vigo que diseñó un sistema para ayudar a nadadores con ceguera gana Galiciencia

Ourense LA VOZ

OURENSE

Más de siete mil alumnos gallegos participaron en este año en la feria científica organizada desde Ourense por la Tecnópole

04 jun 2021 . Actualizado a las 17:46 h.

Pablo Pedrosa y Guillermo Giacone, alumnos del CPR Las Acacias-Montecastelo de Vigo, firman este año el proyecto ganador de la edición número 16 de Galiciencia, la feria científica orientada a fomentar el interés científico de los estudiantes que organiza desde Ourense el Parque Tecnolóxico de Galicia (Tecnópole) con apoyo de la Xunta, la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología, y el Ministerio de Ciencia e Innovación. El invento de estos dos jóvenes, bautizado como VibroSwim, sirve, según sus propias palabras para «asistir a nadadores profesionais con cegueira total, axudándolles a coñecer os límites da psicina; xa que estes deportistas non poden nadar de forma autónoma e cando o nadador chega ao final da rúa debe ser avisado polo seu adestrador cun stick». Su solución evita la necesidad de que otra persona esté pendiente. «Creamos un sistema de aviso totalmente automatizado, empregando un sensores que miden a velocidade de aproximación ás paredes da piscina, e que avisa cando o nadador debe iniciar a manobra de viraxe sen chocar coa parede. A orde envíase mediante bluetooth a un microcontrolador situado debaixo do gorro do nadador», explican. Los mil euros del primer premio les permitirá financiar a su participación en la mayor feria científica estatal, Exporecerca, que se celebra cada año en Barcelona. 

Justo la mitad, 500 euros y pasaporte para Zientzia Azoka, la feira de ciencia que se celebra cada año en Bilbao, recibirán los segundos claificados en Galiciencia: Pedro Leiva e Álex Lage, del Seminario Dicocesano de Lugo. Ellos crearon un lavamanos portátil orientado a personas con movilidad reducida y pensado para o que su usuario no tenga que desplazarse ni cargar mucho peso. «Esta idea pareceunos ademais moi interesante neste intre de pandemia, onde a hixiene debe potenciarse, sobre todo cara aquelas persoas que non poden valerse por si mesmas», cuentan, añadiendo que además puede servir como accesorio de limpieza portátil en vehículos agrícolas o instalaciones profesionales pequeñas, puestos de ferias, campamentos, excursiones, guarderías, etcétera.

Guillermo Castelló e Rocco Sánchez-Pug, del IES Rosalía de Castro de Santiago de Compostela se alzaron con el tercer premio gracias a una cocina solar «rápida, eficaz, lixeira e resistente, construída a partir da reciclaxe e adaptación do chasis dun televisor», resumen. Se llevan 200 euros para participar en el programa de actividades de los Museos Científicos Coruñeses en la Semana da Ciencia.

Otros proyectos premiados por la 16 edición de Galiciencia, que al igual que la anterior se realizó de forma virtual, han sido: una campaña de concienciación y reciclaje para buscar soluciones a la acumulación de mascarillas usadas, que Eva Currás e Uxía Pazó, do CPR Eduardo Pondal de Cangas, idearon con originales propuestas para su reciclaje; un innovador sistema para que las personas con limitaciones auditivas que practican gimnasia rítmica puedan sentir la música, bautizado como VibroMesh por Beatriz Estévez y Carlota Hernández, del CPR Las Acacias-Montecastelo de Vigo; un casco de Star Wars para ayudar a personas con dificultades y que puede medir la luz, el sonido, la temperatura o la humedad de un lugar y detectar la presencia de objetos o personas, creado por Ignacio Carmanzo y Carlos Amigo, del colegio Manuel Peleteiro de Santiago.

NahiaUrteaga y Leire Soto, de la Lauro Ikastola de Biscaia, se llevaron el reconocimiento al mejor trabajo liderado por mujeres con una investigación sobre el crecimiento de plantas en situación de microingravidez.

Una ourensana, Nara García Fidalgo, del IES Lauro Olmo de O Barco de Valdeorras, se alzó con el premio del concurso de fotografía a través de Instagram, organizado por Galiciencia bajo el título «A innovación pos-COVID a través da revolución do talento». Su obra, en la que se ve una hoguera encendida sobre la que está a punto de caer una mascarilla, refleja el deseo del final de una pandemia que, como ocurrió el pasado año, ha obligado a esta cita científica a celebrarse de forma virtual. Pese a ello, 7.588 estudiantes de Primaria, Secundaria, FP y Bachillerato matriculados en 113 centros educativos han participado en esta edición.