Profesionales de emergencias se forman para asistir en incidencias con coches eléctricos o de gas

m. r. OURENSE / LA VOZ

OURENSE

«Antes de intervenir sobre él en un accidente es necesario desactivar el sistema de alta tensión, con el objeto de evitar electrocuciones o descargas eléctricas», advierte un bombero

23 may 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Los coches eléctricos, híbridos y de otro tipo de combustión alternativa a la gasolina o el gasoil circulan, poco a poco en mayor número, por las carreteras ourensanas y, aunque son seguros, son susceptibles de sufrir como cualquier automóvil un accidente o una incidencia como un incendio que requiera la intervención de los profesionales y voluntarios de los servicios de emergencia, los primeros que llegan al lugar. Para saber a qué deben atenerse quienes acudan a un auxilio o ayuda en carretera en la que el vehículo tenga un motor eléctrico, híbrido o de gas se organizó una jornada técnica teórica y práctica en la asociación provincial de talleres de reparación de vehículos coordinada por el técnico en seguridad vial Benito Bouzada.

El bombero José Luis Rubín Currás explica que lo que hay que tener en cuenta antes de una intervención con uno de estos vehículos es que tienen unos riesgos distintos a los automóviles diésel o de gasolina. «Antes de intervenir sobre él en un accidente es necesario desactivar el sistema de alta tensión, con el objeto de evitar electrocuciones o descargas eléctricas», indica. Si se produce un incendio, «hay que tener que en cuenta que la batería puede arder internamente y se puede alargar en el tiempo, pues tienen componentes, metales, que pueden reaccionar por lo que la vigilancia sobre esta zona tiene que ser especial», añade. En lo que respecta a vehículos de gas, licuado de petróleo, o natural, especifica que hay que tener en consideración que «son gases que van almacenados en depósito de alta presión y se pueden producir fugas», incide el bombero, que ya ha tenido que actuar en un caso de incendio en un vehículo híbrido.

Los profesionales de emergencias se tienen que adaptar a estas nuevas tecnologías para saber cómo asistir en cada caso. A la jornada, dirigida a operarios de auxilio en vías públicas (gruistas), bomberos, guardias civiles o policías y miembros de Protección Civil, asistieron veinte personas que vieron las explicaciones de Rubín Currás y Rafael Ramos y asistieron, en dos grupos, a una demostración práctica con Bouzada y con un mecánico ante el «esqueleto» de un coche híbrido.