Ourense, a un paso de dejar atrás la barrera de los 200 casos activos de covid-19

Pablo Varela Varela
P. Varela OURENSE / LA VOZ

OURENSE

Santi M. Amil

La ciudad sigue en cabeza en lo tocante al número de afectados: hay un total de 83 infectados, cinco más que ayer

15 may 2021 . Actualizado a las 18:31 h.

El área sanitaria de Ourense, Verín y O Barco de Valdeorras amaneció este sábado con 211 casos activos de covid-19, dando continuidad a la tendencia descendente en forma de goteo de estos últimos días. La provincia se sitúa, así, a las puertas de bajar de la barrera de los 200 afectados cuando hace apenas semana y media, el día 5, se llegó al pico de esta cuarta ola, con 279 casos.

Según los datos del Sergas, repuntan los contagios asociados a la ciudad. En la capital provincial hay 83 infectados —cinco más que ayer—, lo que supone casi el 40 % del total de enfermos por coronavirus en el territorio. Mientras, en Lobios, donde las autoridades sanitarias ejecutan hoy un cribado al que hay convocados unos 600 vecinos del municipio, se contabilizan actualmente 16 casos —dos más que en la jornada previa—.

Se contienen, por ahora, en Barbadás, donde dos brotes familiares elevaron esta semana el número de infectados por encima de la decena. Ayer eran 15 y hoy, fuentes sanitarias informaron de que la cifra no se ha incrementado. Y en Verín y Laza, que ayer contabilizaban 13, hoy caen a los 11.

Ya por debajo de dobles dígitos están Ribadavia, con 9 —uno más que ayer—; O Carballiño, con 7 —dos más que el viernes—; y O Barco de Valdeorras, concello al que se adscriben 6 casos. Mientras, hay un total de 50 municipios de la provincia que, por ahora, esquivan el covid-19.

Estabilización de la presión asistencial

Según el Sergas, en el área sanitaria provincial hay actualmente 12 pacientes hospitalizados por coronavirus, todos ellos en el CHUO. El grueso, un total de 10, está en planta. Hay otros dos que están ingresados en la unidad de críticos de Ourense. La cifra de pacientes, idéntica a la de ayer, apunta a una estabilización de la presión asistencial.