El CD Arenteiro revive su época dorada: «O fútbol cambiou moito»

OURENSE

Raúl Nogueira y Luis Sobrino
Raúl Nogueira y Luis Sobrino Miguel Villar

Nogueira y Sobrino desean que el club «siga yendo tan bien como hasta ahora»

11 may 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Aunque los campeonatos se reestructuren y los nombres de las categorías cambien, un ascenso y un título de liga nunca dejarán de valer su precio en oro. El CD Arenteiro culminó este fin de semana una temporada ya histórica para el club, que además de llevarlo a competir, el curso próximo, en la nueva 2ª RFEF, lo hizo campeón de Tercera División. Es algo que, si bien nunca antes había conseguido, recuerda a una época en la que el club de O Carballiño llegó a disputar la pronto extinta Segunda División B.

Corría el año 1987 y, además de jugar en Espiñedo, la plantilla también entrenaba allí. Tras una buena temporada y una reestructuración en las categorías, con la segunda plaza en Tercera División, el Arenteiro alcanzó el ascenso. La mayoría de los futbolistas procedían de Vigo o de varios lugares de la provincia de Ourense entre los cuales destacaba la capital. A pesar de esta afluencia, la escuadra también contaba con jugadores carballiñeses, dos de ellos pobladores de la línea defensiva: Raúl Nogueira y Luis Sobrino.

Además de demarcación en aquella plantilla -ambos centrales, aunque Luis también jugaba de lateral-, Nogueira y Sobrino comparten el haber seguido al Arenteiro en esta temporada y el pensar que este club y aquel de finales de los ochenta no se parecen mucho. «O fútbol cambiou demasiado, antes era máis duro», coinciden, y aunque en la escuadra había talento de sobra para echar el balón a rodar y «jugar» -prueba de ello eran los exceltistas Quecho y Carlos Cantarelo-, ni Espiñedo ni el resto de los estadios de la categoría se prestaban tanto al toque como al «pelotazo» y el fútbol directo. «Aquelo era un barrizal. Había algún campo xeitoso, pero a maior parte eran moi peleóns», recuerda Sobrino.