Los sindicatos ven «acoso laboral» en el trato de Jácome a los funcionarios

r. n. p. OURENSE / LA VOZ

OURENSE

La Junta de Personal del Concello de Ourense da una rueda de prensa contra la política del alcalde de Ourense, Gonzalo Pérez Jácome
La Junta de Personal del Concello de Ourense da una rueda de prensa contra la política del alcalde de Ourense, Gonzalo Pérez Jácome

La junta de personal acusa al regidor de desmantelar varios departamentos

05 may 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

La relación entre el alcalde de Ourense, Gonzalo Pérez Jácome, y los representantes de los trabajadores en el Concello se agrieta cada día más. El último detonante que ha provocado un mayor malestar entre los empleados públicos ha sido el anuncio de un sistema de control horario ante lo que el regidor ourensano considera un incumplimiento generalizado por parte de los trabajadores del Concello de Ourense. «É outra patada no aire do noso alcalde, que o anunciou para o tres de maio e nin está nin se lle espera», explicó el presidente de la junta de personal, José Manuel Rodríguez.

Las declaraciones las realizaba en nombre de los siete sindicatos que tienen representación en este órgano municipal en una convocatoria de prensa delante de la casa consistorial. Si la situación no varía en los próximos días pasarán a realizar concentraciones durante todos los viernes del mes de mayo y de junio. José Manuel Rodríguez leyó un comunicado en el que se acusa al regidor ourensano de un «desmantelamento progresivo de servizos». Se hizo mención expresa a las áreas de Cultura, Voluntariado, Xuventude y Universidade Popular. También se mostraron dudas sobre la situación en la que se encuentran la Unidade de Condutas Aditivas o la Unidade de Día. Esta política se ejecuta, explicaron, con traslado de personal y vaciado de dependencias municipales sin conocimiento de los jefes de servicio y del director xeral de Recursos Humanos: «Entendemos que estanse producindo casos de acoso laboral nestes servizos ao ter aos empregados municipais sen traballar para así xustificar o seu desmantelamento. Fíxose unha programación de actividades, pero o alcalde decidiu tirar por terra todo o traballo feito».

En su comparecencia, la junta de personal pidió expresamente el cese de los dos directores generales y del city mánager -«O Messi da administración local», en palabras de José Manuel Rodríguez- para destinar ese dinero (250.000 euros brutos anuales) a obras sociales.

El papel de los asesores

Desde la junta de personal también se advirtió del uso que está realizando el regidor de los asesores y no descartan tomar medidas judiciales, toda vez que entienden que están desarrollando en muchos casos trabajos que son propios de los funcionarios. «Estamos dispostos a que a fiscalía investigue», señaló su portavoz. Por otro lado, la sentencia que desestimó la demanda por despido nulo interpuesta por un exasesor se hizo firme al no recurrirla el demandante.