1981: Declarado desierto el concurso del monumento a Otero Pedrayo

La escultura llegó dos años más tarde, en 1983, y la firma Manuel Buciños


Ourense

«El concurso de ideas para el proyecto de monumento a Otero Pedrayo y remodelación de la plaza del Corregidor, donde iría tal escultura, fue declarado desierto al no producirse la mayoría de los dos tercios de los votos del jurado del concurso, exigido en las bases. Dadas las ocho de la tarde se reunieron en la consistorial los nueve miembros del jurado. Tras dos votaciones en las que se produjo siempre el mismo resultado, de cinco votos a favor del proyecto presentado bajo la plica «Piraña» y cuatro para la de «Antas y auga», que eran las finalistas, se levantó la sesión. Los dos habían quedado tras la eliminación de otros seis concursantes», contaba hace cuarenta años La Voz. «La comisión municipal de Cultura tendrá que redactar ahora nuevas bases que contemplen la posibilidad de una mayoría simple. La plaza tendrá pues que seguir a la espera del cambio de denominación y del monumento al patriarca de las letras gallegas, Otero Pedrayo», terminaba. La plaza no llegó a cambiar de nombre pero sí luce en ella una escultura en homenaje al escritor, realizada en 1983 por Manuel Buciños.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

1981: Declarado desierto el concurso del monumento a Otero Pedrayo