La UD Ourense empieza su nueva lucha por salvarse ante el Viveiro

M. Rodríguez / Iván Díaz OURENSE, VIVEIRO / LA VOZ

OURENSE

La UD Ourense inicia la segunda fase ante el Viveiro con la necesidad de no fallar en casa
La UD Ourense inicia la segunda fase ante el Viveiro con la necesidad de no fallar en casa Santi M. Amil

Los ourensanos recuperan jugadores y esperan mostrar su mejor cara

10 abr 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Para la UD Ourense, la nueva lucha por la permanencia comienza hoy en O Couto ante el Viveiro (18.00 horas). Seguir siendo fiables en su estadio se antoja más que vital para los de Fernando Currás, que arrancan con 25 puntos y un partido menos.

Para el entrenador rojillo, la clave para esta segunda fase es que puedan participar el mayor número de jugadores posible, y en ese sentido esta semana se recuperan componentes como Amín, Tiago y Ocampo que son duda para participar desde el inicio pues vienen de sendas lesiones, pero que ya están para sumar y con sensaciones positivas. Currás prevé cambios en el once para dar respuesta al buen trabajo de más jugadores en los entrenamientos.

Después de una primera fase que califica de «estresante», Currás espera ver hoy frescura física y de cabeza en su equipo. El rival llega con seis puntos más, tras haber ganado al Atios en la primera jornada.

Del lado visitante, el entrenador Chusky valora: «Es un campo bonito y llegamos con muchas ganas, conscientes de que hay mucho en juego. Queremos los tres puntos, pero sabemos que todo lo que saquemos fuera de casa va a ser positivo si seguimos siendo fiables en Cantarrana. El equipo mariñano ha sufrido demasiadas goleadas en este curso, pero llega impulsado en esta segunda fase tras mantener su portería a cero y sumar una victoria ante el Atios.

Sobre la UD Ourense, el técnico visitante considera: «Es un equipo sólido y muy fuerte en casa, con jugadores experimentados a los que tenemos que atar en corto como Rubén Durán o Carlos De Dios. Aunque estén metidos en esta fase, no creo que estén haciendo una mala temporada. Lo que es malo es el formato, en una liga de 38 jornadas tanto ellos como nosotros estaríamos en una posición relativamente tranquila».

El equipo celeste refuerza su ataque con Javi Rey y Facu, que estuvieron sancionados la pasada semana, pero pierde a Rolle, también por acumulación de cartulinas amarillas.

En el cuadro local, además de los jugadores que salen de lesión, es duda Carlos de Dios. Fernando Currás espera que el de hoy, como todos los encuentros de esta fase, sea un partido «longo e esixente». Destaca que el Viveiro es un equipo que puede hacer daño a balón parado, una faceta en la que la UD Ourense reconoce que tiene que mejorar. «Temos que minimizar iso neles. Teñen xogadores importantes», apunta el entrenador ourensano.