Mujeres en el punto de mira

El Museo Municipal rinde un homenaje en femenino a través de la mirada de los artistas que atesora su colección de arte

«Retrato aséptico de muller» de Alexandro
«Retrato aséptico de muller» de Alexandro

Ourense

Cuando le preguntaron cómo se vivía al lado de un genio, Marie Curie respondió: «No lo sé, pregúnteselo a mi marido».

A través de la implicada selección realizada con coherencia y compromiso por la comisaria de la exposición y directora del Museo Municipal, Eva Torres, junto a su equipo, con motivo de la celebración del Día de la Mujer, en el espacio cultural se realiza un recorrido plástico teniendo como referencia la mirada que suscita el universo femenino en nuestros creadores. Una selección de obras en las que precisamente la mujer es protagonista y que pertenecen a la extensa y magnífica colección de arte del Municipal, formando parte del capital intelectual de cada ourensano y que atesora en sus fondos como institución cultural comprometida con la memoria, la tradición y un enfoque vanguardista orientado al progreso, la educación, la libertad y el respeto por el arte y los artistas, con amplia representación de las creadoras.

Dentro de la quinta edición de Os nosos fondos, el Museo expone parte de la colección municipal como proyecto museístico que arranca con una excelente tinta sobre papel de Laxeiro, una maternidad del autor que mejor conjugó tradición y vanguardia con la bidimensionalidad románica que enmarcan las figuras arcaicas, graníticas y hieráticas de apoteosis barroca e ingenuas de imaginería popular con la impronta de un genio regurgitador de vanguardias. A continuación, Julio Prieto Nespereira dibuja la anatomía femenina en Olivia, Esther y su madre, Mujer, Mujer Cubana y la magnífica tinta de inspiración modernista Lolita Ulloa. El barro Nai con nenos de Conde trata la maternidad desde un enfoque costumbrista con un sorprendente desnudo infantil en el que se advierte la corporeidad que caracterizará su obra posterior. Con temática similar, Bóveda analiza la problemática de la mujer rural. En Descanso II Xabier Costa explora la sensualidad del cuerpo femenino mediante la textura nívea del mármol de Macael. La descomunal obra de Xaime Quessada mezcla en Labios el compromiso político con surrealismo daliniano y un dramatismo, genialidad y pureza abrumadora y feroz, apreciándose el virtuoso trazo en Nú y la magia de la naturaleza y la maternidad en Nai con neno, anxo e bolboretas de 1966. Desasosiego vital, inquietud existencial y soledad en el nocturno lírico Lúa Chea de Antón Pulido. Espléndido busto femenino en bronce de Xosé Cid. Raúl retrata a la mujer en la dignidad serena de la senectud y Bieito Vázquez hace protagonistas a las mujeres rurales.

Escultura de Ramón Conde Bermúdez, «Nai con nenos»
Escultura de Ramón Conde Bermúdez, «Nai con nenos»

El Rostro de mujer, de Vidal Souto, llena con su maravillosa grafía el vacío insondable que ha dejado en el mundo del arte y en nuestros corazones este creador universal cuyo pincel transcribía la voz de la naturaleza y el rumor del mar y tenía la sobrecogedora altura de un ser humano excepcional. Retrato aséptico de mujer y Rosalía son obras que representan a Alexandro, una mirada distante entorno a sus mujeres misteriosas, aisladas, inquietantes y de ternura infinita. Francisca Castro vuelve su mirada a la mujer trabajadora con el bronce de temática costumbrista Nai pescantina y Fernando Barreira despliega su creatividad sobrehumana e ironía en una obra que se tiñe de escenografía, A peineta. Siempre controvertida, apasionante y enigmática resulta la obra de Herikberto Muela Quesada, representado con un óleo donde una hierática cabeza escruta impasible al espectador. Pescantinas de Pedrosa, una poderosa abstracción de Domingo Teixeira Rodríguez y una magnífica composición de Isabel Arias con una figuración sorprendente. Son extraordinarias las esculturas de Jorge Varela: Vivienda múltiple, en la que integra labra y fundición. La exquisita Figura femenina de Rafael Morán Fernández con profundos matices primitivistas, la mirada introspectiva del bronce Vella tapada de Florencio de Arboiro y las obras de Tony Ferrer y Armando Martínez. En la composición Cadera, Ofelia Cardo integra materiales no plásticos especialmente: madera, medias y escuadras. Otra instalación es la que titula Grahan High Pearsl of Venus. Sutil aguatinta de Marianne Moore y una magnífica serigrafía con la iconografía única y el cromatismo sensual de lo exótico de César Taboada.

Impresiona el excelente dibujo de Jesús Soria, trampantojo que simula un sorprendente tapiz. Marga Mondelo, Gesto, José Díaz, Vázquez Ribada, gran autorretrato de Leticia Osorio García con trabajadas texturas. También Ángel Lemos de los Reyes, Muller con copa de Alvarido, mixta de Luis de la Fuente entre otros artistas, componen este crisol de miradas entorno a la mujer que se prolongará a lo largo de la primavera.

Ilustración de Laxeiro
Ilustración de Laxeiro

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Mujeres en el punto de mira