El COB se supera en la prórroga y derrota a Lleida: 88-77

OURENSE

Joseph fue uno de los mejores del COB aunque acabó eliminado
Joseph fue uno de los mejores del COB aunque acabó eliminado Santi M. Amil

Tras dos primeros cuartos igualados, Ourense mandó en el tercer acto y Lleida en el cuarto

21 mar 2021 . Actualizado a las 14:29 h.

Comenzó la fase de permanencia para el COB, con un partido frente a Lleida que ya mostró la dificultad que va a tener este formato. 

Lleida, pese a haber estado confinado por coronavirus y a venir de jugar tres partidos seguidos, mostró su calidad. 

Ourense supo contraponer con varias buenas defensas en el primer cuarto en las que los ilerdenses agotaron sus posesiones. En ataque, el COB rompía con algún triple la defensa zonal de los de Gustavo Aranzana y con los puntos interiores de Joseph y el encuentro se mantenía igualado con pequeñas ventajas locales de cinco puntos tras un contragolpe culminado por Van Wijk. Al final del primer cuarto, 20-18. 

Entró Aaron Menzies en el segundo acto y Ourense mejoró en sus problemas con el rebote, que dominaba Lleida. 

Sin embargo, el acierto exterior de Carrera, las precipitaciones ofensivas y las pérdidas llevaron al COB a unos momentos de descontrol. En el marcador con todo, no hubo consecuencias. Se entró también en un carrusel de faltas personales que llevaron al banquillo a Navarro y Joseph. 

Volvió Uriz para encauzar el control pero la dinámica se mantuvo en los instantes finales antes del descanso. Y un mal pase del base impidió aprovechar el triple de Mazaira (34-32). Vecvagars se llevó el balón en un ataque solitario para igualar antes del descanso: 34-34

El tercer cuarto comenzó con los mismos parámetros de igualdad. Una penetración de 2+1 de Uriz y la aportación de Joseph fue el comienzo de la suma de hormiguitas del COB para empezar a escaparse. Las faltas de Lleida (incluida técnica a Buchanan) parecían el impulso para la primera brecha de siete puntos pero no se sacó renta de la última posesión. Canastas del dinámico Carrera y de Spight dejaron esa ventaja al final del cuarto (54-47) en el que parecía el momento más crítico para Lleida. 

Pero no fue así. En el último cuarto, Ourense acumuló tantos errores que dilapidó lo que había hecho bien.  Con un intercambio de triples entre Dimitrijevic y Vecgabars comenzó. Y luego errores, triples imposibles de Spight y los problemas en defensa de Menzies dieron vida a Lleida. Empató Sans (59-59). Las canastas de Carrera pusieron a los catalanes por delante tras un parcial 2-12. La falta en ataque de Yates complicaba más y a falta de un minuto con 61-66 el partido parecía perdido para Ourense. 

Los 300 del Pazo apretaron, las locuras de Spight funcionaron, y la aparición de Adonys pusieron el increíble 69-68. La técnica a Yates costó la canasta de Vecvagars y la prórroga. 

En el tiempo extra, los cobistas estaban ya sin Yates y pronto eliminaron a Joseph pero sacaron lo mejor de sí mismos.