La estrategia igualó méritos en el duelo entre el Barco y el Arenteiro

Los carballiñeses ya están clasificados para la fase de ascenso directo


ourense / la voz

El Arenteiro no puede ceder puntos por arriba, en su ambición de lograr el ascenso directo, y el Barco sigue luchando por una de las seis plazas que dejan atrás el descenso y mantienen opciones de seguir mirando hacia la zona noble. El resultado de esa ecuación fue un reñido encuentro en Calabagueiros, saldado a la postre con empate (1-1) y con un billete para que los carballiñeses jueguen en la fase que premiará con el salto de categoría a los dos mejores.

Arrancaron mejor los de Fran Justo. Mientras Manolo Pérez cerraba filas sobre la sala de máquinas controlada por Álex Fernández y Renan Zanelli, a los que intentaba incomodar el cuadro valdeorrés. Aún así, cuando el balón llegaba a Javi Pazos, sobre todo, y a Sylla, los visitantes lograron poner a prueba a Oviedo. La mejor réplica de los de casa llegó gracias a un cabezazo de Antonio Vera que detuvo Diego García.

Pero una de las claves del partido llegó cuando una incursión de Rubén Arce, al filo de la media hora, fue sancionada con penalti. Renan Zanelli no falló desde los once metros y el gol le dio mayor tranquilidad a un Arenteiro que solo sufría en las acciones de estrategia, una de las armas más poderosas de los valdeorreses en ataque.

Intentaron apretar más los de casa en la segunda mitad, pero el líder volvía a ensañar sus afiladas garras y acciones como un remate de cabeza de Sylla servían para intimidar a los anfitriones, que en todo caso parecían obligados a mover el árbol para rebelarse ante la ventaja de su oponente.

Los acontecimientos comenzaron a precipitarse nada más comenzar la última media hora. Primero fue la segunda amarilla de Álvaro Naveira la que dejó al conjunto verde con un hombre menos. Fue una alerta que sonó con fuerza en el cuartel general del Barco, que igualó apenas unos pocos minutos después. Otra vez fue a balón parado. Saque desde la esquina y el zaguero Marc Vicente cabeceó con autoridad, lejos del alcance del meta Diego.

Con uno menos, al primer clasificado le tocó sufrir, pero volvió a hacer gala de su habitual sobriedad defensiva, con especial concentración en los momentos en que hombres como David Álvarez centraban las jugadas ensayadas. De hecho, en una de las últimas, Ivi Vales logró rematar, pero el balón se le fue alto y el empate se hizo definitivo, pese a los esfuerzos de ambos equipos por sumar dos puntos más.

CD BARCO (1): Oviedo, Segura, Omar, Andrés (Juanito Bazo, min 67), Marc Vicente (De Pedro, min 67), Pablo Rubio, Ayub (Carlos Villar, min 82), David Álvarez, Óscar Martín, Ivi Vales y Vera (Rodri, min 67).

CD ARENTEIRO (1): Diego García, Germán Nóvoa, Portela, Cissé, Eimil, Naveira, Álex Fernández, Rubén Arce (Pol, min 68), Javi Pazos (Presas, min 68) y Sylla (Jony, min 79).

GOLES: 0-1, min 30: Renan, de penalti; 1-1, min 64: Marc Vicente.

ÁRBITRO: Davila Fernández, del comité de Vigo. Amonestó a Andrés y Ayub, en el bando local, así como a los visitantes Renan, Germán Nóvoa y Álex Fernández, junto a un Naveira al que expulsó en el minuto 62.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La estrategia igualó méritos en el duelo entre el Barco y el Arenteiro