Jácome propondrá para el 2022 una rebaja en el impuesto de vehículos

El alcalde pretende rebajar la presión fiscal y recuperar censo, pero necesita apoyos

En el municipio de Ourense hay cerca de 70.000 vehículos registrados
En el municipio de Ourense hay cerca de 70.000 vehículos registrados

Ourense

La rebaja de impuestos es una prioridad para Gonzalo Pérez Jácome, que se define políticamente como «microliberal». El alcalde de Ourense, cuando aún estaba en la oposición, forzó un pacto para recortar el IBI (Impuesto de Bienes Inmuebles) y ahora ha puesto su diana en el IVTM (Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica). El regidor ourensano planteará una modificación en esa ordenanza fiscal de cara al año 2022.

No podrá aplicarse antes, para este 2021, porque para ello tendría que haberse aprobado y publicado en el Boletín Oficial de la Provincia antes de terminar el ejercicio fiscal anterior. En el 2020 se dieron pasos en este sentido porque, antes de la ruptura de la coalición entre Democracia Ourensana y Partido Popular, la entonces concejala de Hacienda, Ana María Fernández Morenza, encargó un estudio a los técnicos del área para que evaluasen una revisión general de los impuestos municipales. No dio tiempo a completar los trámites antes de acabar el ejercicio, pero ahora Jácome dispone de todo el 2021 por delante para tratar de aprobar los cambios que considere necesarios.

Prometía un 40 % menos

Y el alcalde asegura que su prioridad es una rebaja en el Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica (IVTM). El regidor ha confirmado a La Voz de Galicia que lo propondrá a lo largo de este año. Cabe recordar, en este sentido, que se trataba de una promesa recogida en el programa electoral de su partido, Democracia Ourensana. La formación proponía entones un recorte del 40 % en el impuesto.

Además de proponer rebajas fiscales por convencimiento político, Jácome siempre ha argumentado que reduciendo el impuesto de vehículos se podría incrementar el padrón en la ciudad. Sostiene el alcalde que son muchos quienes viven en Ourense, pero se censan en una segunda residencia en otro municipio para así ahorrarse el sobrecoste que supone el IVTM para en la capital.

El regidor mantiene, pues, sus planes para rebajar ese tributo, pero ahora no dispone de la mayoría imprescindible para modificar la ordenanza fiscal correspondiente. Tras la ruptura de su coalición con el Partido Popular, Jácome gobierna con el único apoyo de otros dos concejales (Armando Ojea y Telmo Ucha) en una corporación que tiene 27. El alcalde deberá negociar, por lo tanto, para conseguir los apoyos necesarios para aprobar su propuesta en el pleno. En una reciente entrevista advertía, no obstante, que si la oposición bloquea sus iniciativas «se enterará todo Ourense».

El impacto que tendría una rebaja del 40 % en las arcas municipales sería notable. Los presupuestos del año 2020, prorrogados para este 2021, preveían unos ingresos gracias al IVTM de 4,5 millones de euros. Un recorte como el prometido por DO supondría para el Concello de Ourense perder cerca de dos millones.

Calendario fiscal

Por ahora, los ourensanos deben preocuparse por pagar el IVTM de este año, que se mantiene sin cambios con respecto al anterior. El Concello de Ourense publicó recientemente el calendario fiscal para el ejercicio 2021 y el impuesto de vehículos deberá abonarse entre el 1 de marzo y el 5 de mayo. Se ha informado, además, del plazo para el abono del IBI (del 15 de mayo al 15 de julio) y del Impuesto de Actividades Económicas (del 1 de septiembre al 31 de octubre).

Un ahorro de hasta 100 euros en el IVTM por estar censado en otro municipio del área metropolitana

Vivir en Ourense pero estar censado en algún otro municipio del área metropolitana puede suponer un ahorro de hasta 100 euros al año en el IVTM (Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica). Para los vecinos de la capital el tributo es el más caro de la provincia y las diferencias son especialmente evidentes en su entorno más inmediato. Así, tomando como referencia los tipos impositivos del año 2020, por un vehículo de potencia media (de entre 12 y 15,99 caballos fiscales) se pagó en la ciudad 127,35 euros mientras que en otras localidades estaba fijado el mínimo legal: 71,94 euros. Así ocurre en Amoeiro, Barbadás, Pereiro de Aguiar, San Cibrao das Viñas, Taboadela y Toén. Otros concellos aplican un leve recargo, pero el segundo más caro en la zona sigue lejos de Ourense (Nogueira de Ramuín, 93,53 euros). La mayor diferencia es con los coches de más potencia, que en la ciudad pagan 218,1 euros mientras que en otros lugares, tan solo 112.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Jácome propondrá para el 2022 una rebaja en el impuesto de vehículos