Entroido ourensano «made in» Galicia

Una artesana viguesa pinta ropa y hace joyas con la imagen del cigarrón, los peliqueiros y las pantallas nj


El entroido ourensano es mucho más que un referente provincial. Se ha convertido en una de las imágenes que define al carnaval gallego. Esa es la razón por la que diferentes artesanos se interesan cada día por las figuras típicas y las van añadiendo a sus colecciones. En algunas ocasiones los trabajos empiezan por un pedido pero acaban formando parte del oficio diario, sobre todo cuando llegan estas fechas. Como pez en el agua es el taller de artesanía que Leonor Díaz tiene en Vigo. Y desde allí ha pintado bodies, baberos y sábanas para niños con la figura del cigarrón. También ha diseñado joyas con estos motivos, siempre por encargo. Este tipo de trabajo comenzó años antes, cuando Leonor tenía una tienda en el barrio de San Pedro de Santiago. Allí estuvo una temporada, tras estudiar en joyería en la Escuela de Arte y antes de regresar a Vigo. Afirma que en ese barrio, en el de San Pedro, comenzó su relación con los cigarróns y el entroido ourensano. «No sé por qué pero allí vivía mucha gente de Verín. Un día me hicieron el encargo de pintar unas sábanas para cuna de un cigarrón y triunfaron. El que la recibió se emocionó mucho y me encargó otra. Y así fue», relata Leonor. No solo diseña cigarróns sino que también ha hecho peliqueiros de Laza y pantallas de Xinzo. «Yo no tengo mucha relación personal con el entroido de Ourense, pero tengo muchísimos amigos que todos los años van a vivirlo», relata. Por eso ha tenido que informarse concienzudamente y así poder plasmar cada máscara, cada detalle. Pero no solo pinta. Relata que este año ha tenido encargos de joyas esmaltadas. Las de un cigarrón ya partieron hace días a la casa de alguna verinense que ha cambiado los grandes festejos, que no habrá este año en la villa, por un broche y un pastillero artesano que le recordará lo tradicional de estas fechas.

Peliqueiros en A Coruña

No es la primera vez que Cristina y Bea, o lo que es lo mismo, Anaquiños de papel, se meten en la figura de un peliqueiro. Ellas trabajan el papel para hacer diseños asombrosos. Dan forma a las ideas originales de sus clientes, pero también a lo más tradicional. Este año, una panadería de A Coruña situada en la céntrica plaza de Lugo, Tahona, les hizo un encargo: querían reflejar el entroido en sus escaparates. Y enseguida pensaron, los panaderos, en el peliqueiro de Laza. «Lo eligieron desde Tahona porque es una de las máscaras más tradicionales del carnaval gallego y la empresa busca mucho fomentar la esencia y la tradición. Están hechos totalmente en papel que es la materia prima que usamos. Los escaparates fueron diseñados por Carles Vélez encargado de Visual de Tahona y nos contactó para crear esas máscaras. Para dar ese toque de color y de tradición a sus escaparates» explica Cristina. No es la primera vez que Anaquiños de papel tiene un encargo similar. Relata que hace dos años una marca de quesos gallega les pidió la confección en papel de un peliqueiro. Así, la máscara comparte estos días espacio con las orejas y filloas de carnaval que cada año consumen cientos de coruñeses.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Entroido ourensano «made in» Galicia