El ourensano que, sin saberlo, tocó las profundidades de la Tierra

Ignacio de Rafael Ramos, bombero de profesión y espeleólogo por pasión, descendió a la sima Krúbera-Voronya, en el Cáucaso


Ourense / La Voz

Lo que comenzó como una aventura de infancia en la serra de Enciña de Lastra, entre Ourense y León, abrió camino años después a una hazaña imborrable en las montañas del Cáucaso, una de las fronteras naturales de Europa y Asia. Ignacio de Rafael Ramos, ourensano de 52 años, nació en una familia de nueve hermanos en la que solo él heredó la pasión por la espeleología de su tío José Luis. Apenas era un niño, pero antes de los 14, cuando se federó, ya conocía al dedillo las cuevas y montes del entorno de Rubiá. «Tengo una colección de billetes de tren, amarillos por el paso del tiempo, de cuando íbamos desde la ciudad hasta el apeadero de Covas», cuenta.

Gracias por leer La Voz

Suscríbete al periodismo sin límites hecho en Galicia

WEB+APP
Lee todas las noticias en la edición digital y la aplicación, accede a contenidos exclusivos y disfruta de una lectura sin publicidad intrusiva
PAPEL LOS 7 DÍAS
Disfruta al recibir en casa el periódico en papel toda la semana, accede a la réplica en PDF y a todas las ventajas de la suscripción WEB+APP

El ourensano que, sin saberlo, tocó las profundidades de la Tierra