Una enfermera ourensana en el Zendal: «Llegamos andando gracias al GPS»

Anduvo hora y media entre la nieve y cruzó a pie la M-11


Redacción / Ourense

La ourensana María Estévez relata, ahora con una sonrisa, su odisea para llegar a su puesto de trabajo, aunque afirma que en algún momento llegó a sentir miedo. Es enfermera en la unidad de hospitalización del hospital Zendal, en Valdebebas (Madrid), y el sábado pasado estaba de turno. Les habían advertido el viernes por la noche de las dificultades que podrían tener para llegar hasta allí, pero sus compañeras llevaban 24 horas trabajando y no se lo pensó. Vive en Plaza de Castilla y, como es habitual, cogió el metro hasta Ifema junto a otros compañeros. Desde allí les tocó ir a pie, por carretera era imposible. Así, iniciaron una hora y media de camino que seguramente no olvidará. «Salí de casa a la una y media y llegué al hospital a las cuatro de la tarde. El Zendal está en una zona deshabitada y con la nieve que había nos era imposible ver alguna referencia para seguir caminando. Era todo blanco. Llegamos andando gracias al GPS», relata. Iniciaron una marcha que les llevó una hora y media hasta el destino final. «Solo tuvimos miedo cuando una compañera se hundió en la nieve por la cintura y tuvimos que ayudarla a salir», relata. Quedará en su memoria haber cruzado por medio de la M-11 — autopista de acceso a la M-30 y una de las autovías radiales al aeropuerto de Barajas— sin ningún peligro vial. «Solo pudimos ver un coche pero estaba encajonado por la nieve», recuerda.

La situación no se ha normalizado pero con la ayuda de un grupo de Telegram de coches 4x4 ahora ya pueden llegar desde Ifema hasta el hospital con seguridad. «Ahora mismo se está llamando del hospital a la gente que se sabe que puede llegar sin problemas, se están reformando los turnos para ir sobrellevando la situación. Los que viven en las afueras no pueden, ya que algunos cercanías no funcionan todavía. Ahora también han habilitado un autobús desde Ifema», explica. «Una compañera hizo lo mismo que nosotras pero fue sola y se quedó sin batería en el móvil. Estuvo perdida algún tiempo pero al final llegó. Nuestro caso fue diferente. Si vas acompañada pues es más seguro e incluso tienes algún momento de risas, ante la situación en la que estás», explica la ourensana.

¿Por qué Filomena ha sido capaz de colapsar España?

X. Fonseca
Las calles madrileñas despertaron este sábado totalmente cubiertas de nieve
Las calles madrileñas despertaron este sábado totalmente cubiertas de nieve Reuters

Los meteorólogos avisaron con mucha antelación sobre una nevada histórica. Este episodio extremo es consecuencia de uno de los efectos principales del cambio climático

El pasado lunes 4 de enero las personas que nos dedicamos a comunicar el tiempo ya empezamos a informar sobre una inminente nevada que sería histórica. Pero el sábado media España estaba colapsada. La pregunta que muchos se plantean ahora mismo es ¿qué ha fallado? Desde luego, el pronóstico no. Los meteorólogos, que a menudo son señalados por la población e incluso los políticos, pueden estar tranquilos. A pesar de la mala fama, completamente injustificada, los profesionales que se dedican a predecir el comportamiento de la atmósfera aciertan casi siempre. Esta vez lo han hecho. Y ojo, porque avisar con tantos días de antelación sobre los efectos de la borrasca Filomena no resultaba nada sencillo. La incertidumbre era demasiado elevada. De hecho, en Galicia no se supo si finalmente nevaría el sábado en cotas muy bajas hasta pocas horas antes.

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

Una enfermera ourensana en el Zendal: «Llegamos andando gracias al GPS»