El Sergas realiza un cribado aleatorio en la ciudad ante el repunte de casos

Los contagios afectan a gente de entre 17 a 30 años y de 40 a 60

Los test rápidos para la detección del covid-19 comenzaron a realizarse ayer, de mañana y de tarde, en el Colegio de Enfermería de Ourense
Los test rápidos para la detección del covid-19 comenzaron a realizarse ayer, de mañana y de tarde, en el Colegio de Enfermería de Ourense

o barco / la voz

Cuando los contagios producidos en las matanzas estaban terminando de aflorar, llegó la Nochebuena y el virus aprovechó los encuentros para seguir circulando libremente -al igual que se permitía a los ciudadanos, incluso aquellos procedentes de concellos o provincias con alta incidencia de coronavirus- y ahora están saliendo los casos de esas cenas. Así que desde el puente de diciembre la curva ha ido subiendo en general, con alguna bajada puntual. Es una situación que afecta al conjunto del área sanitaria y que también se deja notar en la ciudad.

En la capital provincial el último balance oficial refleja que son 196 los casos activos, lo que supone casi el doble de los que había el pasado 9 de diciembre. Ese día hacía suelo el número de casos activos en la ciudad, con 104 vecinos contagiados, pero desde entonces la curva no ha dejado de ascender. La situación ha ido empeorando en las últimas jornadas, con importantes subidas. El sábado eran 166 los pacientes, para subir a 187 el domingo. El lunes bajaba ligeramente la curva a 182, para repuntar de nuevo ayer hasta los 196. Con un escueto y muy gráfico «mal» calificaba el alcalde, Gonzalo Pérez Jácome, la situación de la ciudad. Es una importante subida que no dibuja un buen escenario; y que empieza a preocupar, no solo en el ámbito político, sino en el sanitario.

Ante este repunte de casos, desde el Sergas han puesto en marcha un cribado aleatorio en la capital. En estos días están citando para hacerse una PCR a dos grupos de edad: los que tienen entre 17 y 30 años, y los que van de los 40 a los 60. En esas dos franjas se concentran buena parte de los contagios que están siendo detectados en las dos últimas semanas.

Importante subida en Barbadás

Vuelve así a hacerse pruebas entre los residentes para tratar de localizar a positivos asintomáticos que estén contagiando al no saber que tienen coronavirus. Desde el ámbito sanitario tienen claro que el virus está circulando con fuerza, así que lo que toca ahora es detectar cuando antes a los positivos para aislarles y hacerle PCR a todos sus contactos estrechos para tratar así de cortar la transmisión.

Además, la subida de la ciudad se está radiando a la comarca. En Barbadás también han experimentado un importante incremento en los últimos días. En Año Nuevo había 18 vecinos contagiados. Ayer la cifra había subido hasta los 31. Y también sigue en ascenso la curva en Vilamarín, que tenía menos de 9 casos el día 1 y que ahora tiene 16.

La situación de la ciudad y su almendra no es única. También en Verín y Xinzo sigue la curva en ascenso (y en ambos casos pese a las medidas de restricción vigentes desde el pasado día 30). En la capital de A Limia los 53 casos del lunes son ya 59, lo que supone 20 más de los que había el día 1. Una situación al alza que preocupa al gobierno local, que ha ordenado a la Policía Local incrementar la vigilancia (y multar) a aquellos que incumplan las normas, como no llevar mascarilla, juntarse más de 4 personas no convivientes o retrasar el horario de cierre de la hostelería.

Verín está «nunha situación moi delicada»

Tampoco son buenos los datos en Verín, donde el gobierno local decidió a última hora del lunes suspender la cabalgata ante la crecida de casos. Remarcaban desde el bipartito que la capital comarcal está en una «situación moi delicada». En Nochevieja había 74 vecinos infectados, cifra que ayer subía hasta 94. Además, hay mucha gente haciendo cuarentena y otra mucha más pendiente de los resultados de la PCR, por lo que desde el gobierno entienden que esa cifra podría seguir subiendo.

Y tampoco es buena la radiografía de Monterrei, con 23 contagiados, en una escalada continua. En Cualedro se mantienen los 16 positivos, mientras que en Cualedro bajan de 7 a 5. La mala evolución de los datos también ha provocado un aumento de la presión asistencial en el Hospital Comarcal de Verín. Después de varios días sin ningún hospitalizado por covid-19, el lunes se registró un ingreso y ayer ya eran tres los pacientes en planta covid.

En una situación totalmente distinta está la comarca de Valdeorras. Desde el ámbito sanitario hablan de una tendencia estable en bajada. En A Rúa (que está cerrada perimetralmente) hay 10 casos activos. Son 11 en Vilamartín, donde los focos parecen estar delimitados. En O Barco con 4 los pacientes pendientes de negativizar. No hay, además, ningún ingresado por coronavirus en el hospital comarcal.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

El Sergas realiza un cribado aleatorio en la ciudad ante el repunte de casos