Casi 2.400 ourensanos han recibido la primera dosis de la vacuna

María Cobas Vázquez
María Cobas O BARCO

OURENSE

La campaña de vacunación llegó ayer a la residencia O Lecer dos Avoíños
La campaña de vacunación llegó ayer a la residencia O Lecer dos Avoíños AGOSTIÑO IGLESIAS

«Ellos contentos y las familias también», decía la gerente de O Lecer dos Avoíños tras la visita del equipo de vacunación

03 ene 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

La campaña de vacunación del coronavirus continúa y ayer otros 900 ourensanos recibieron la primera dosis de la vacuna. Entre ellos los 21 usuarios y los 9 trabajadores del centro O Lecer dos Avoíños, de Coles. Fue casi como un día de fiesta, para ellos y para sus familias, que ven así un gran avance en el camino para recuperar la normalidad.

«Ellos contentos y las familias también», explicaba la gerente de la residencia, Ana Belén Torre. O Lecer dos Avoíños abrió sus puertas el 12 de abril del 2018, y sin duda esta es la peor época que han vivido, destaca Torre. Sobre todo en la primera ola de la pandemia, «porque ni siquiera había protocolos marcados». Dice que en su caso optaron por la prevención para tratar de evitar que el coronavirus entrase en el centro. Y lo consiguieron, a medias. Sí tuvieron un caso, el de un paciente que regresó al centro tras un ingreso hospitalario. «Yo pedí que les hicieran una PCR, a él y a otro residente que también estuvo en el hospital, pero en aquel momento decían que no, que solo se la hacían si tenían síntomas», relata. En todo caso, en O Lecer dos Avoíños optaron por aislarles como medida de prevención, y el paso del tiempo les confirmó lo bueno de la idea. «A los 15 días le hicieron la prueba y uno dio positivo; si no lo hubiésemos aislado, habría habido muchos más contagios», destaca. El usuario pasó la cuarentena aislado y se recuperó.

Torre -al igual que usuarios, resto de trabajadores y familias- tiene grandes expectativas puestas en la vacuna. «Es la esperanza de que esto se acabe y volver a la vida que teníamos antes. Es lo que desean las familias y también nosotros, volver al día a día de antes», cuenta, para después destacar la implicación del personal.

En O Lecer dos Avoíños no se confinaron con los residentes, pero desde marzo los trabajadores han dejado a un lado sus rutinas fuera del trabajo para evitar posibles contagios. «Todos tuvieron vacaciones, y después se les hizo la PCR antes de la incorporación; pero en el día a día van prácticamente de casa al trabajo y vuelta», remarca Torre en señal de agradecimiento.

En el centro, a diario siguen con los protocolos de desinfección de todo lo que entra, y las visitas restringidas a un único familiar por residente a la semana. En 21 días recibirán la segunda dosis de la vacuna; y quedan a la espera de las nuevas directrices de la Consellería de Política Social para saber si, una vez inmunizados, podrán ir dando pasos hacia la normalidad.

Con los 900 ourensanos vacunados ayer, son alrededor de 2.400 los usuarios y trabajadores de residencias de mayores y de personas con discapacidad que han recibido la primera dosis del antídoto de Pfizer. Todavía queda recorrido para llegar a las 9.000, en más de 140 centros.