Ourense despide el año con la curva en subida señalando la tercera ola

María Cobas Vázquez
maría cobas O BARCO / LA VOZ

OURENSE

En Verín, Castrelo do Val, Monterrei y Cualedro la hostelería solo puede servir a sus clientes en la terraza
En Verín, Castrelo do Val, Monterrei y Cualedro la hostelería solo puede servir a sus clientes en la terraza Santi M. Amil

El día 10 hizo suelo la segunda ola, con 364 infectados; ahora hay 545

31 dic 2020 . Actualizado a las 10:09 h.

Desde aquel ocho de marzo que se detectó el primer positivo por coronavirus en la provincia, un total de 8.484 ourensanos se han infectado. El covid-19 no abandonó nunca Ourense en todo este tiempo, pero hubo meses en los que los que apenas se dejó notar. Los contagios se dispararon en el mes de abril, en pleno confinamiento; y después la situación fue mejorando. De hecho, en todo el mes de junio se registraron únicamente 17 contagios, y fueron 29 en julio. La primera ola quedaba atrás y se daba por superada, pero con agosto comenzaron a crecer de nuevo los contagios -en aquellos momentos, con inicio especialmente de casos importantes, debido a las vacaciones- y comenzó una segunda ola que hizo techo el pasado octubre. Fue, hasta el momento, el peor mes en cuanto a contagios. Un total de 2.826 personas dieron positivo en coronavirus, lo que supone más del doble de las que se contagiaron en abril. En noviembre la curva volvió a señalar bajada y diciembre también se estaba comportando bien, al menos en la primera quincena. Desde el puente, la curva está en un sube-baja continuo, lo que ha llevado a que desde el sector sanitario se apunte ya hacia una tercera ola que llega cuando la segunda todavía no parecía haber acabado.

La segunda ola hizo suelo el pasado jueves 10. Entonces eran 364 los ourensanos contagiados. En el último balance oficial (que se refiere a datos del martes a las 18.00 horas), apenas 20 días después, esa cifra asciende a 545. En todo este tiempo también ha habido alguna jornada de descenso, pero la tónica habitual es de subida. En la última con datos oficiales, se contabilizaron 49 nuevos contagios. De mantenerse esa tendencia de subida, el mes de diciembre (faltarían por contar los casos del 30 y el 31, por lo que para tenerlos habrá que esperar al día 1) se cerrará con mayor número de contagios que noviembre.

El balance se corresponde con todo el área sanitaria, pero la imagen no es igual si se baja al detalle de los concellos. Porque hay 40 municipios de la provincia que suman al menos 14 días sin ningún contagio. Del lado contrario están los siete con restricciones, que son los que más preocupan a la Xunta porque, en muchos casos, la curva no deja de subir. No es así en A Rúa de Valdeorras y Sarreaus, que están mostrando un mejor comportamiento después de registrar transmisión comunitaria y tras más de dos semanas en cierre perimetral. En Sarreaus hay 10 casos activos, mientras que en A Rúa quedan 14 personas pendiente de curación (en el pico tuvieron 49 y 40 casos, respectivamente).

Subida en A Limia y Monterrei

La situación es diferente en Xinzo y en la comarca de Monterrei, que ayer mismo estrenaban restricciones ante el avance de la pandemia. En la capital de A Limia hay 37 vecinos contagiados (uno más que el martes). Los residentes no pueden salir de la localidad -salvo hoy y mañana, para visitar a familiares- y tampoco se puede acceder desde otros municipios -con la salvedad también de los reencuentros familiares-. Además, la hostelería tiene que cerrar sus puertas a las seis de la tarde, y el aforo será del 30 % el interior y del 50 % en la terraza.

En Verín y alrededores la situación es todavía más preocupante. Es por eso que además del cierre perimetral junto a Castrelo do Val, Cualedro y Monterrei, la hostelería solo puede servir en la terraza, con el 50 % del aforo, y hasta las seis de la tarde. En la capital comarcal hay 66 casos activos (el martes eran 61), 18 en Monterrei (tres más), 15 en Cualedro (que sumaba uno) y 7 en Castrelo do Val (que lleva tres días en la misma cifra). Los números podrían aumentar, porque continúa el rastreo de los contactos directos. Además, en Verín está en marcha un cribado masivo al que se ha convocado a más de 10.000 vecinos. Alrededor del 30 % no están acudiendo a hacerse la prueba para detectar si están contagiados. Entre los que se hicieron la prueba de saliva,, de momento se han detectado tres positivos.

Desde aquel 8 de marzo se han contagiado 8.484 ourensanos, de los cuales 7.630 se han curado. Por contra, otros 308 no han conseguido superar la enfermedad. Y quedan 545 pendientes de negativizar, 22 en planta en el hospital y 3 más en la uci.