Los reencuentros navideños disparan la petición de PCR en clínicas privadas

Los ourensanos quieren descartar un positivo antes de visitar a la familia

En Cendisa están estos días a tope de trabajo haciendo PCR y test de antígenos
En Cendisa están estos días a tope de trabajo haciendo PCR y test de antígenos

o barco / la voz

Ahora que se sabe -si todo esto no cambia el lunes, que hay nueva reunión del comité clínico que asesora a la Xunta en materia de restricciones- que estará permitida la movilidad para visitar a la familia durante las fiestas navideñas, son muchos los que apuran las horas para el reencuentro no solo haciendo maletas y planes, sino también pidiendo cita para hacerse una PCR o un test de antígenos. Así lo constatan desde las clínicas privadas, que están estos días gestionando un aluvión de llamadas para pedir cita, haciendo pruebas y dando resultados. Unos lo hacen porque no les queda más remedio, como son los que viajan a Canarias, Baleares o Marruecos, ya que esos destinos exigen tener una prueba que confirme que están libres de coronavirus; y otros por precaución. Hay mucha gente que quiere tener la seguridad de que no están contagiados antes de visitar a los abuelos o a otras personas de riesgo. Familias enteras están haciéndose estos días (o se la harán la próxima semana).

«El perfil de la gente que viene es un poco de todo, desde gente que viene para pasar las Navidades a gente que viaja para ver a la familia; y también hay muchos niños que acaban el cole y se hacen la prueba antes de ir a pasar la Nochebuena con los abuelos», cuenta Ángeles Riestra, responsable del laboratorio Cendisa, de Cosaga. Sobre qué tipo de prueba hacerse, Riestra asegura que la gente se deja asesorar y es la analista, la doctora María del Carmen Pérez, la que decide cuál va mejor en función de las circunstancias de cada paciente. Las pruebas de serología y antígenos permite tener el resultado en el día, mientras que las PCR tardan entre 12 y 24 horas, en función de la hora a la que se haga.

Riestra dice que el trabajo se ha intensificado desde la semana pasada, por la cercanía de la Navidad y por la situación de repunte de contagios que se está registrando en la provincia. «Muchas empresas están haciendo pruebas a sus trabajadores; y estamos detectando muchos positivos desde la semana pasada», asegura. Entiende que son focos asociados al puente y a las matanzas.

«Nos imaginábamos que iba a ser así, que la gente iba a pedir pruebas, sobre todo por las personas que viajan», explica José Manuel Vázquez, de clínica Casiano. Entre sus clientes hay, dice, muchos emigrantes de Senegal que se desplazarán a su tierra en estas fiestas, y muchos otros que se quedarán en territorio nacional, con mucha afluencia hacia las islas. «Yo le diría a todo el mundo que no estaría mal hacerse la prueba, si no la PCR, al menos el test de antígenos», asegura Vázquez. Incide, en todo caso, que lo que toca estas Navidades es mantener la distancia social y tener la mascarilla puesta el máximo tiempo posible.

En Valdeomedic, en O Barco de Valdeorras, solo hacen la prueba de antígenos. «La semana que viene tenemos sobre todo a chicos que están estudiando fuera y que incluso nos dicen que sin la prueba no les dejan entrar en casa», explica en modo anécdota Asunción Álvarez. La auxiliar de enfermería se encarga de gestionar las citas para unas pruebas que después hace el médico. También hacen test rápidos, los de la toma de sangre en el dedo, pero explica que desde que se aprobaron los de antígenos ya casi nadie pide los otros. El paciente tiene los resultados en 15 minutos.

Del 21 al 28 estamos abarrotados, tanto para PCR como para test de antígenos, explica Rita Rodríguez, responsable del laboratorio del centro médico El Carmen de Ourense. «La gente escoge una prueba u otra a veces por la rapidez, ya que la de antígenos nos permite tener el resultado en unos treinta minutos; y la PCR tarda entre 24 y 48 horas, en función de la carga de trabajo que tengamos en el laboratorio», cuenta Rodríguez. En el perfil del paciente hay de todo, desde los que vienen de Alemania, Francia o Suiza, a los que van a desplazarse dentro de Galicia para ver a la familia. «Viene gente de todas las edades; desde padres con niños a hermanos que van a ver a los padres; la mayoría gente nacida a partir de los años 70, aunque también muchos jóvenes, del 2000 para arriba», relata. «Son fundamentalmente para gente que viaja a ver a la familia o que va a tener cenas familiares; y sobre todo por tener personas de riesgo en casa», apunta Rodríguez.

¿Y si hay un positivo? Además de informar al paciente de que está contagiado y debe aislarse, las clínicas dan aviso a la Consellería de Sanidade. Después, desde la Central de Seguimiento de Contactos de la consellería comienzan el rastreo de los contactos estrechos, que son citados para hacerse una PCR.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los reencuentros navideños disparan la petición de PCR en clínicas privadas